10 consejos para escribir un guion de cortometraje

Generalmente mi proceso creativo se detona a través de una frase, una imagen o alguna historia que escucho. A la hora que voy a escribir un corto, siempre tomo en cuenta lo siguiente:

  • Producir desde la escritura

Una de las cosas que aprendí en mi primera clase de guion, fue poner los pies en la tierra. Una superproducción es muy difícil de levantar, por lo que prefiero hacer proyectos que sean fáciles de producir. Eso lo hago desde la escritura.

Te puede interesar: ¿Por qué es difícil escribir Ciencia Ficción en México y América Latina?

  • Pocos personajes, pocas locaciones

Siguiendo la premisa anterior, la mayoría de mis cortos que se han producido fueron escritos de esa manera. Siempre trato de que mis historias tengan pocos personajes y pocas locaciones. Me enfoco más, en que lo que quiero contar, resulte interesante.

  • Una sola situación

Como en los cuentos, siempre trato de que la historia esté basada en una sola situación y generalmente sin subtramas. Una de las características que tiene el corto, es la capacidad de síntesis, por lo que siempre trato de administrar todos los recursos.

  • Convertir los diálogos en acciones

Una cosa que me remarcó en una ocasión Michael Rowe, es que no debo decir, si no mostrar. Siempre reviso mis diálogos y si puedo convertirlos en acciones, los elimino y escribo una escena. Mis personajes no dicen que se están volviendo locos, los vemos que se están volviendo locos.

  • Conocer y respetar el formato

Como jurado de guion, una de las cosas con la que más me he encontrado, es que la mayoría de los escritos no llevan el formato adecuado. El utilizar programas como Celtx o Final Draft, pueden ayudar evitar esta situación. El formato bien escrito permite velocidad de lectura, comodidad y mejor comprensión de la historia.

  • Cero movimientos de cámara

Es difícil leer un guion con movimientos de cámara. Si se quiere atraer a un posible inversor o productor, hay que evitarlos. Para eso existe el guion técnico.

  • Describir el personaje y los escenarios, pero solo lo esencial

Con los personajes y con los escenarios, sólo describo aquello que tiene importancia dramática para la historia. Siempre busco un equilibrio: No ser tan escueto, ni describir con tanto detalle.

  • La vuelta de tuercas

Lo que más importa para mí en un cortometraje, es el golpe final de la historia. Eso que te vuela la cabeza y te hace hablar del corto por varios días. Es en lo que más trabajo a la hora de pensar en mi texto cinematográfico.

  • No hay verdades absolutas ni reglas, cada proyecto es distinto

He leído muchos libros sobre la escritura para cine y creo que es importancia conocerlos como cultura general, pero me he dado cuenta que cada cortometraje se escribe y se estructura diferente.  La historia misma te dice como debe ser contada.

  • La Reescritura

Cuando termino un guion, lo dejo reposar unos días y vuelvo a revisarlo. Después vuelvo a revisarlo y luego vuelvo revisarlo…

Por:  Seth Alvarez

(Manzanillo, Colima) Es guionista de “Polvo blanco”, corto ganador de la 1ra convocatoria de apoyo a la producción en los estados 2015 del IMCINE y de “El Ocaso de Juan” corto ganador del Ariel 2017. Ha sido finalista en varios festivales de cine en la categoría de guion de cortometraje y largometraje. Ha formado parte del comité de selección del Concurso de Guión para Becas 3er EnIbEsCine 2015, coordinador del concurso de guion de cortometraje del Festival Colima de Cine 2016, consejero evaluador del EFICINE 2018 y jurado preselección de guión de largo en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato 2018.

Síguenos en:@Filmadores

Privacy Preference Center

WhatsApp Chat OnLine