3 cosas que NO debes hacer en el cine

 

Sé que esta lista de cosas que NO debes hacer en el cine podría sonar bastante obvia; sin embargo, en vista de lo que ocurre en casi todas las salas nacionales, es un listado más que necesario. Así que vamos allá.

 

  1. NO hables durante la función

Si quieres platicar, podrías ir a una de las más de 34’628 cafeterías que existen a lo largo de la República Mexicana (según datos del INEGI… ok, no, es una cifra inventada, pero seguro hay un montón de espacios en donde le puedes dar rienda suelta a esas inquietudes que necesitas expresar).

Por otro lado, recuerda que todas las personas que asisten a la función, curiosamente, están viendo la misma película (komo lo supo?… :O). Así que no es necesario que recalques lo que todo mundo acaba de ver en la pantalla o hagas un comentario respectivo a cada maldita escena.

Y por oootro lado, se dice que “en boca cerrada no entran moscas”. Este principio también aplica para el Coronavirus (ay sí, no?): si no hablas, el COVID-19 no podrá entrar por tu boca.

  1. NO uses tu celular (o smartphone o como le diga la chaviza)

Sé que el ritmo de vida que se lleva en la actualidad es muy acelerado. Uno debe estar pendiente del entorno todo el tiempo, ya sea de manera física o virtual. Y en muchas ocasiones la ansiedad que esto produce es abrumadora. Uno tiene que estar revisando constantemente las notificaciones de cada aplicación y se la pasa pendiente de todo y de nada a la vez.

Un tip: si ya te tomaste el tiempo de ir al cine, arovecha el momento y entrégate completamente a lo que sucede en la pantalla. Te aseguro que disfrutarás mucho más la película.

Además, la gente que está a tu alrededor te lo agradecerá. El brillo de tu celular es una distracción y una patada en la ingle para todos los demás asistentes que sí quieren poner atención a la película.

Apaga tu celular y disfruta la función.

Te puede interesar: ¿Qué hace un Director de cine?

 

  1. NO patees el asiento de enfrente (ni el de al lado, ni el de arriba, ni ninguno)

Toma asiento y relájate, nada malo pasará (o hay muy pocas probabilidades de que algo malo pase). Esto te ayudará a mantener tus piernitas en el espacio que les corresponde sin necesidad de darle de patadas al asiento de enfrente (o al de al lado, o al de arriba, o a cualquiera).

Es muy incómodo que alguien te esté jodiendo a patadas mientras intentas poner atención a la pantalla. Más que convertir el asunto en una experiencia en 4D, todo se transforma en un asunto estresante y horrible.

 

Y creo que ya. Es una guía básica pero infalible para triunfar en sociedad.

Una última cosa: si vas al cine y te toca lidiar con personas que no siguen las reglas enlistadas arriba, pues también relájate y deja que las cosas fluyan (como quien dice: ya ni pedo). Recuerda que el cine es una experiencia colectiva y tampoco te conviene desgastarte peleando contra todo mundo.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores