5 consejos de Billy Wilder para escribir un guion

Samuel Wilder, mejor conocido como Billy Wilder, (1906 – 2002), fue un director de cine, guionista y productor estadounidense de origen austríaco. Wilder fue seis veces ganador del Premio Óscar, (uno como productor, dos como mejor director y tres como mejor guionista). Hasta la fecha sigue siendo considerado por muchos como uno de los mejores directores de la historia del cine, debido no sólo por su extensa filmografía, sino también por su calidad y capacidad de generar tramas con temáticas aparentemente sencillas pero atrayentes hacia el espectador de principio a fin, dejando profundas reflexiones en el público. 

Te puede interesar: Quentin Tarantino: Las claves para escribir un guion

Wilder nos dejó un gran legado de películas y también varios consejos, no sólo para poder escribir, sino también para entender cómo funciona un guion y aquí en Filmadores te compartimos varios de sus consejos:

¡Toma nota!

El público es voluble.

La reacción del público es impredecible y esto se debe a que las personas son cambiantes, rara vez la misma cosa triunfa varias veces, por ello no siempre es fiable guiarse por “fórmulas mágicas” pues no todo el tiempo tienen éxito. Lo que importa es la forma en como lo presentas, por eso lo mejor es ser lo más original posible y tratar de sorprender al público con nuestra visión.

Agárralos por el cuello y nunca los dejes ir.

Lo más importante de una historia es que resulté interesante en el lector, por ello se debe atrapar al público desde la primera escena, poner personajes que provoquen interés de conocerlos, que hagan que el público se pregunte lo que pasará después, hay que darle razones a los lectores para que no quieran despegarse de la trama. 

Desarrolla una línea limpia de acción para tu protagonista.

Una historia empieza por lo sencillo antes de comenzar a complicarse, cosa que también se aplica con los personajes pues estos deben tener un desarrollo lógico, sino no serán verosímiles, si se inicia al revés y se intenta abarcar más de lo que se puede sólo se enredará más la misma historia. Por ello la narrativa debe estar bien estructurada para ser clara, verosímil y sorprendente para el lector.

Ten claro hacia dónde vas.

Antes de empezar tu historia debes saber qué es lo que quieres lograr con el lector, que quieres que sienta, que piense, que reflexione al terminarla. Se puede improvisar en el camino, sin embargo, el objetivo de la historia debe ser siempre claro, sino esto no sólo generará trabas en el guionista para concluir su historia sino en el mismo espectador para comprender y disfrutar la historia. 

 

Mientras más sutil y elegante eres al ocultar los puntos de la trama, mejor eres como escritor. 

El público no es tonto, por ello no debes darles información de más, de ser así sólo terminaras hartando al lector, por ello todo debe ir a su ritmo, la información se le debe dar al lector cuando sea necesario para poder atraparlo y sorprenderlo. Sólo déjate fluir y no fuerces las cosas. 

¿Te gusto?

Te invitamos a seguirnos en Filmadores para seguir disfrutando más de estos contenidos. 

Por: Belén Heredia

Síguenos en: @Filmadores