Descarga y lee uno de los guiones de Dr. House

Descarga y lee uno de los guiones de Dr. House

 

El sarcasmo llevado al extremo en una serie de televisión que se ganó a los espectadores precisamente por su incorrección política. Me refiero a Dr. House, una de las producciones más exitosas de todos los tiempos.

Durante 8 temporadas mantuvo la frescura de su personaje principal, interpretado por el encantador ojiazul Hugh Laurie, y la comedia ácida de cada episodio nunca perdió vigencia.

Te puede interesar: Mira en línea todos los capítulos de Los Cuentos de la Calle Broca

Dr. House no sólo marcó una época en la televisión, sino que sentó una nueva fórmula de éxito para las producciones episódicas. Al inició se basó en la repetición: presentar extraños casos médicos que Gregory House conseguía resolver luego de pasar por investigaciones exhaustivas, tanto clínicas como sociales –allanar el hogar de los pacientes, hacerlos confesar la pila de mentiras que habían acumulado por años, etc.–.

De esta manera, los espectadores se acostumbraron a cada uno de los personajes y se adaptaron a las relaciones que se desenvolvían entre ellos.

Posteriormente, la situación cambió: los casos médicos perdieron relevancia y el foco de atención se centró en los conflictos personales de los médicos. Por ejemplo: la 5ª temporada, la cumbre de la serie, se basa en un solo caso médico. A partir de ahí, se revisan los conflictos en las relaciones interpersonales entre Gregory House, su explotado equipo y, por supuesto, Wilson.

Este tipo de estructura se retomó después en infinidad de series. Me viene a la mente Grey’s Anatomy o The Walking Dead. En el segundo caso, por ejemplo, todo inicia con la repetición: defenderse de los zombies para sobrevivir. Cada capítulo es igual, pero provoca que identifiquemos a cada personaje y sus características: si es valiente, si es cobarde, si es mentiroso, etc. Una vez que estamos en el mood necesario, los zombies pasan a segundo plano y es hora de descubrir los conflictos entre personajes. Ya después la serie se volvió asquerosa, a causa de la necedad de extenderla hasta el cansancio, pero eso es otro tema.

Así que Dr. House no sólo entregó a uno de los mejores protagonistas en la historia de la televisión, sino que marcó el camino que las series seguirían en el futuro.

El genio detrás de todo esto es el canadiense David Shore, creador del mundo de Gregory House. Recientemente revisé uno de los guiones que escribió para la serie y resulta que me encontré con asuntos muy interesantes. Más allá de generar una historia que atraparía a cualquiera, Shore parece tener muy claro lo que se necesita para una producción televisiva.

Por ejemplo, ¿recuerdan esos momentos en los que vemos el hospital de Princeton desde lo alto y después saltamos a la acción dentro del edificio? Eso está escrito en el guion; es parte del ambiente que el autor quiere crear; es parte de la repetición necesaria para que el contenido sea indeleble en la mente del espectador.

Así como el intro de cualquier serie se queda plasmado en la memoria, estos guiños también son indelebles y uno ni siquiera se da cuenta. Mensajes subliminales (casi publicitarios) para atrapar al televidente y traerlo de vuelta al asunto: probablemente después de los cortes comerciales.

Un fragmento como el descrito es el siguiente:

 

Pero bueno, para no hacerles el cuento largo, les dejo el guion del tercer capítulo de la primera temporada aquí.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee el guion piloto de Mr. Robot

Descarga y lee el guion piloto de Mr. Robot

 

Al inicio del piloto de Mr. Robot, el protagonista (Rami Malek) rompe la cuarta pared y le habla al espectador. Le dice que es su amigo imaginario. Recordé eso y pensé que algo así sucede cuando escribo un artículo: no sé quién está leyendo pero yo le hablo con naturalidad, como si lo conociera.

Te puede interesar: 39 películas que todo cineasta debe conocer, por Martin Scorsese

Uno debe inventarse a un receptor para no volverse loco. Porque al final no estoy escribiendo un diario, sino un montón de líneas que esperan ser leídas por ti, amigo imaginario.

Esto de romper la cuarta pared es una herencia del teatro. Supone quebrar los límites entre ficción y realidad para incluir al público en el mundo representado en una obra dramática.

En Mr. Robot se utiliza este recurso para que el espectador se vuelva parte de la conciencia de Elliot, el personaje principal. Y funciona bien en un mundo esquizofrénico como el de esta serie.

El genio detrás de esta producción de TV es Sam Esmail, guionista y director de la misma, quien además de usar el recurso mencionado logró crear una de las mejores historias de la televisión.

No quiero entrar en detalles porque cualquier spóiler sería catastrófico. Si ya la viste, sabes de lo que hablo; si no, corre a buscarla, no te arrepentirás (¡qué envidia!, me gustaría volver a experimentar la primera impresión que tuve cuando la conocí).

Mr. Robot pronto llegará a su final, se espera que a finales del 2019 se estrene la cuarta y última temporada, que constará de 12 capítulos. Así que, antes de llegar al ocaso, quisiera mirar atrás y recordar cómo empezó todo.

El piloto se estrenó en el 2015. Es un episodio larguísimo que nos presenta a Elliot y los bifurcados laberintos de su mente. Todo este universo comenzó en papel, cuando Sam Esmail escribió el libreto del capítulo. Aquí dejaré el enlace para que descargues el guion y seas testigo de la génesis de esta fascinante serie.

 

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

 


Descarga y lee el guion de Inception

Descarga y lee el guion de Inception

 

En el 2010 se estrenó Inception (El Origen), estelarizada por Leonardo DiCaprio, Ellen Page, Joseph Gordon-Levitt, Tom Hardy y Ken Watanabe. Allí conocimos la historia de un grupo de criminales que se embarcan en un viaje a través de los sueños, con el fin de implantar una idea en la mente del heredero de una de las empresas más poderosas del mundo.

Te puede interesar: Descarga y lee el guion de Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos

Inception fue bien recibida tanto por los sesudos críticos como por el público en general. En parte, por su fantástica historia; pero, sobre todo, por sus efectos visuales; por la fotografía; y por la edición y mezcla de sonido. Aspectos que le valieron para llevarse 4 premios Óscar a casa.

Uno de los mejores momentos de la película es cuando tienen que despertar al mismo tiempo en todos los niveles de sueño (no me detengo en esto porque creo que ya la habrán visto; y si no, no quiero spoilearlos).

La patada para despertar, anunciada por la canción “Non, je ne regrette rien”, provoca un estado de alerta absoluto, pues los personajes deben coordinar cada uno de los niveles para no quedar atrapados.

Y entonces viene lo bueno. Los vemos dormidos en el avión; en la camioneta, que va directo a estrellarse con el agua; en la fortaleza en medio de la nieve; y en el sueño de Cobb (creo que no me falta ningún nivel). ¡Ah, sí me falta uno! El del elevador…

Siempre me pregunté: ¿cómo rayos se escribe eso? Así que me puse las pilas y busqué el libreto de la película, escrito por el propio Christopher Nolan. Lo que encontré me sorprendió bastante en aquel momento: fue la primera vez que entendí cómo diablos utilizar el famoso CUT TO:

Y además de esto, aprendí muchas otras cosas leyendo el guion de Inception. Por eso, les voy a dejar el link aquí para que lo descarguen y lo lean completito. Ojalá que les sirva tanto como a mí.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee el guion de Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos

Descarga y lee el guion de Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos

 

Charlie Kaufman es un rockstar del guion. Se ha convertido en una voz autorizada para todo aquel que quiere aprender los trucos y estrategias para escribir historias y libretos exitosos. Sin importar qué tan mafufa sea la idea.

Te puede interesar: Descarga y lee el guion de Scarface

En 1999 fue nominado en los premios Óscar a Mejor Guion Original por el libreto de Being John Malkovich, cinta dirigida por Spike Jonze, y desde entonces se enfiló hacia la meca de la disciplina. Sus conferencias y clases magistrales son una referencia obligada para cualquier guionista, pues Kaufman parece tener la claridad precisa para entrarle a las necesidades de las audiencias de nuestro tiempo.

Muestra de ello es el guion que consolidó su carrera y lo llevó, ahora sí, a obtener el preciado Óscar que se le había negado. Me refiero al libreto de Eternal Sunshine of the Spotless Mind  (2004).

Y es que la película se ganó a la crítica y al público en general. En parte, claro, por el poderoso elenco elegido por Michael Gondry (Jim Carrey, Kate Winslet, Kirsten Dunst, etc.); pero, sobre todo, por el jugoso drama que se desarrolla en la historia.

Un tipo decide borrar de su memoria a su última pareja. En el proceso, nos vamos enterando de lo que pasaba en su relación. Como era de esperarse, todo comenzó muy bonito y poco a poco se convirtió en una experiencia tóxica.

La operación para borrar sus recuerdos es exitosa, pero en el transcurso descubrimos subtramas que tienen que ver con negligencias de parte del equipo quitamemorias (un tipo se aprovecha de la situación y de los recuerdos para conquistar pacientes; arman una peda encima de los mismos, etc.); y una relación entre el jefazo del equipo y una de las empleadas que, en su momento, también fue borrada.

El desenlace es fatídico en todos los casos. No les voy a spoilear eso, ya sería demasiado (sorry not sorry).

El asunto es que todo este caos está perfectamente estructurado en el guion de Kaufman. ¿Cómo lo hace? Para descubrirlo hay que echarse un clavado en el propio libreto. Me complace dejarles el link AQUÍ.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee el guion de Scarface

Descarga y lee el guion de Scarface

 

“Say ‘hello’ to my little friend” es una de las frases más memorables del cine de los 80’s. La pronuncia Al Pacino en la escena final de Scarface (1983). Sostiene un arma larga, con el rostro lleno de cocaína, y enfrenta a los sicarios que vienen por su cabeza.

Te puede interesar: Descarga y lee los guiones de todas las películas dirigidas por Steven Spielberg

Esta violenta película de Brian de Palma se convirtió en una cinta de culto por distintas cuestiones. Entre éstas se encuentran la participación de Al Pacino, cuya imagen de gángster se había consolidado luego de su papel en las dos primeras partes de The Godfather; y el guion escrito por Oliver Stone, quien había recibido el Óscar a Mejor Guion Adaptado por el libreto de Expreso de Medianoche (1978).

Un tridente difícil de superar: Stone-de Palma-Pacino. Sin embargo, el éxito de Scarface va más allá de esta combinación. La cinta es la segunda adaptación de la novela homónima de Armitage Trail, basada en algunos acontecimientos de la vida de Al Capone.

Así que la fórmula ya estaba probada. En 1932, Howard Hawks adaptó por primera vez el texto de Trail a la pantalla grande. El guion de la cinta fue escrito nada más y nada menos que por Ben Hecht, mejor conocido como “El Shakespeare de Hollywood”. Y el papel de Tony recayó sobre los hombros de Paul Muni, quien años después recibió un Óscar por su trabajo en The Story of Louis Pasteur (1936).

Por supuesto, aunque ambos filmes se basan en la novela mencionada, son dos producciones muy distintas entre sí. Cada una se adapta a contextos históricos específicos; los elementos que retoman, desechan, añaden y/u omiten son diferentes.

https://youtu.be/7pQQHnqBa2E

Pero, bueno, en realidad yo quería invitarles a descargar y leer el guion escrito por Oliver Stone para la película de 1983. Luego, ya saben, una digresión te lleva a otra y… En fin, aquí va el guion de Scarface (1983).

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee uno de los guiones de Rick & Morty

Descarga y lee uno de los guiones de Rick & Morty

 

Hace casi 6 años se estrenó el primer episodio de Rick and Morty, una de las mejores series animadas de todos los tiempos (para muchos, la mejor). Un genio alcohólico, Rick Sánchez, y su nieto recorren el universo y se ven envueltos en aventuras llenas de humor ácido y crímenes intergalácticos.

Te puede interesar: Hayao Miyazaki y su proceso creativo en una miniserie documental

La serie fue creada por Dan Harmond y Justin Roiland para el canal de televisión Adult Swim y, desde su inicio, conquistó a gran parte de los espectadores. Fue además un gran aliciente para las comedias animadas, que habían perdido la brújula luego de la estrepitosa y políticamente correcta caída del humor de Los Simpson, serie que guiaba el rumbo de este tipo de contenido.

Y bueno, estamos cerca de conocer la 4ª temporada de la triste historia de Morty y su abuelo desalmado, por ello, me pareció justo y necesario darme a la tarea de rastrear los guiones de distintos capítulos de la serie.

Entre éstos me encontré, nada más y nada menos, con el libreto del episodio del famoso Mr. Meeseeks (look at me!). Seguramente lo recuerdan: cuando Jerry no puede abrir un frasco de pepinillos, Rick le entrega una caja Meeseeks. Dentro de ésta habitan unos extraños seres azules cuya única finalidad es resolver una tarea para luego desaparecer. Jerry se aprovecha de la situación y le pide a uno de estos pitufos espigados que le ayude a mejorar en el golf, tarea casi imposible.

Y así es como se fragua un gigantesco embrollo, un chiste larguísimo acerca de la existencia protagonizado por el estúpido Jerry.

Pero, en realidad, la subtrama protagonizada por Rick y Morty es lo que le da sustancia al episodio. Se van a buscar aventuras, a petición de Morty, quien guiará el camino en esta ocasión y, luego de aburrirse hasta el cansancio y poner en peligro sus vidas, llegan a una cantina en donde sucede algo digno de South Park. Morty entra al baño y un asqueroso rey frijol quiere violarlo, el desenlace ya lo conocemos. Y si no, aquí les dejo el guion del capítulo para que se enteren o revivan esta asquerosa, graciosa, filosófica, existencialista historia.

Esto les puede servir para escribir futuros guiones de comedia. Rick and Morty es un gran ejemplo sobre cómo estructurar historias que, a pesar de su acidez, logren quedarse en el corazón de los espectadores.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


¿Cuánto gana un guionista en México?

¿Cuánto gana un Guionista en México?

 

La pregunta incómoda, el cuestionamiento chingaquedito, el incisivo comentario de “¿Y de qué vas a vivir?” es uno de los peores males de cualquier artista. Porque a final de cuentas lo que va implícito en estas palabras es el desdén por la práctica del arte.

Te puede interesar: VIDEO: Todo lo que debes saber para escribir una Serie de TV

En el mundo del cine, sobre todo en países como México, que no tiene una industria cinematográfica consolidada (ni en vías de consolidarse), la incomodidad que produce el rechazo al arte es aún mayor.

Ser cineasta en México es una joda. Los bajos presupuestos, sumados al desinterés de los distribuidores por abrir espacios en carteleras para cine nacional, producen incertidumbre, desconcierto, y terminan por echar abajo la motivación de los artistas audiovisuales.

Pero no hay que apartar la mirada y dejarse vencer así como así. Lo que se puede hacer, desde la comunidad cinematográfica, es buscar soluciones al conflicto; exigir la apertura de espacios para producciones nacionales; abrir foros de debate para plantear todas estas situaciones y generar las bases necesarias para hacerle frente a las condiciones actuales.

Precisamente, algo como esto último sucedió en la primera edición del Festival de Guion En Línea #InvasiónDeGuionistas, donde el equipo de Filmadores logró reunir a distintos escritores que platicaron acerca de su experiencia en el ámbito cinematográfico y echaron luces sobre el panorama que le espera a aquellos que buscan dedicar su vida al séptimo arte.

Les voy a dejar una de estas mesas en donde se habló de cuestiones como la paga que recibe un guionista por su trabajo; los asuntos en donde se debe poner especial atención a la hora de firmar un contrato para escribir un libreto; entre otros temas.

Como dije antes, abrir este tipo de espacios es importante para visibilizar los conflictos y buscarles soluciones; pero también para mostrarle al público ajeno a las disciplinas que intervienen en la realización cinematográfica que escribir un libreto, tomar una cámara, o iluminar un set son trabajos pagados que, además, provocan grandes satisfacciones (en la mayoría de los casos).

Así que ya basta con su preguntita. Sí, la situación es difícil, pero si no van a proponer algo o a ofrecer ayuda, quédense con su “¿Y de qué vas a vivir?”. Nadie lo necesita.

Bueno, lo prometido es deuda, va el video. No olviden seguirnos en YouTube, se pone bien bueno.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Bot escribe guion de John Wick y el resultado es sorprendente

Bot escribe guion de John Wick y el resultado es sorprendente

 

La cosa está así. Keaton Patti, usuario de Twitter, publicó un mensaje en donde asegura haber utilizado un bot para escribir una escena del universo de John Wick. Según esto, obligó al bot (ok, tal vez decir “obligó” es muy extremo) a mirar la saga protagonizada por Keanu Reeves durante 1’000 horas (como un perro).

Te puede interesar: El primer guion escrito por inteligencia artificial

Luego del larguísimo maratón, le pidió que escribiera por sí mismo una escena del mundo wickiano. El resultado es sorprendente. No en el buen sentido.

El guion escrito por el bot es prácticamente una sátira de John Wick, sus motivaciones y lo genérico de la historia original de la saga. Y pensándolo bien, está muy bien hecho. Es una clase de sketch de la película que revela las deficiencias de la misma.

Ya sé que todo mundo ama a Keanu Reeves y que John Wick es un monumento al rodaje de acción, pero tampoco hay que aferrarse y decir que el argumento de la cinta es bueno.

Bueno, les dejo el mentado guion. ¿Qué piensan de esto? ¿Será que Keaton Patti nos está trolleando? ¿Será que yo los estoy trolleando? ¿Ustedes me están trolleando? ¿Esta parte la escribió un bot? ¿Soy un bot? ¿Todo es obra del nuevo Keanu Reeves de Cyberpunk? ...

 

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

 


El primer Guion escrito por Inteligencia Artificial

El primer guion escrito por inteligencia artificial

 

En el 2016 se llevó a cabo un festival de cine de ciencia ficción en Londres. Allí, los asistentes pudieron ser parte del estreno de Sunspring, un cortometraje cuyo guion fue escrito, de manera íntegra, por inteligencia artificial.

Te puede interesar: El Guion vs. Los Adjetivos

Sí, no es broma. Resulta que el director del corto hizo equipo con un programador que dedicaba sus estudios a este tipo de tecnología y crearon un sistema capaz de producir su propio libreto cinematográfico de manera independiente.

Bien, en este capítulo de Historia(s) del Guion, que forma parte de la programación del Festival de Guion En Línea #InvasiónDeGuionistas, les contaré todos los detalles: cómo lo hicieron, quiénes son los genios detrás de esto, cómo se llama el programa escritor de guiones, etc.

Por cierto, hay algo que se me pasó mencionar en el video: el software, además de desarrollar las escenas de Sunspring, también escribió la letra de una canción para el cortometraje.

Su programación no incluía esto, nadie le ordenó que “pensara” en el soundtrack. Simplemente lo hizo. ¿Recuerdan el caso de unas computadoras que inventaron un lenguaje entre ellas y ya no dejaban que los programadores entraran? Las tuvieron que desconectar porque no entendían lo que estaban haciendo.

La verdad sí da un poco de miedo, y no porque nos vayan a perseguir con armas y asuntos fumados de ese tipo, sino porque bien podrían poner en riesgo nuestra información financiera, nuestros datos personales, etc. No sé, no soy 100tífiko. Y además eso de hacer mal uso de la información ya lo hacen los humanos.

Por otro lado, también hay otra cosa extraña: desde hace mucho tiempo se ha planteado que en un futuro no muy lejano, las personas seremos sustituidas por máquinas en distintos puestos de trabajo. Y parece que el cine no es la excepción. Tal vez, en la siguiente edición de este Festival, tendremos que hablar de #InvasiónDeGuionistasEnRiesgo de desaparecer. Espero que no.

Bueno, les dejo el video para que conozcan más acerca de esta situación y (redoble de tambores) les dejo el link para que lean el guion escrito por el programa mencionado. No olviden suscribirse al canal de YouTube de Filmadores, donde encontrarán más contenido como éste.

Historia(s) del Guion, capítulo 3:

 

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Robert McKee y Syd Field, los gurús del guion

Robert McKee y Syd Field, los gurús del guion

 

Para iniciar una trayectoria como guionista es bueno conocer las bases teóricas que le dieron origen a la disciplina. Quizás no la originaron como tal, pero sí encontraron patrones y estructuras que dieron pie a historias exitosas.

Te puede interesar: 3 libros que todo guionista debe conocer

Dos de los autores que han permanecido desde siempre como referencias obligadas para entrarle de lleno al guion son Syd Field y Robert McKee. Curiosamente, su carrera como escritores aplicados directamente a la generación de relatos para el cine no fue muy prolífica. Pero sí dedicaron su vida y sus estudios al análisis del libreto cinematográfico y lograron así convertirse en los mentores de la gran mayoría de guionistas occidentales.

En su ficha como escritores cinematográficos cuentan con menos de una decena de créditos. Robert McKee, por un lado, participó en algún episodio de Double Dare, una miniserie de crimen del ’85; y en Mrs. Columbo, otra producción televisiva del ’79. Por su parte, Syd Field realizó un hat trick en la serie Men in Crisis, de 1964, lo cual fue su aparición más destacada.

Como sugerí antes, su escasa producción no es síntoma de desconocimiento. Al contrario, lo que ocurrió fue que se dedicaron de tiempo completo a la investigación en el campo de la disciplina. Si bien, sus créditos individuales podrían parecer mínimos, habría que echarle un ojo a todos los guiones que basaron su estructura en los paradigmas propuestos por ambos autores. Seguramente estamos hablando de miles de libretos.

Los hallazgos y propuestas de estos destacados guionistas pueden encontrarse en sus textos, que se han convertido en una lectura obligada en cualquier institución educativa relacionada con el cine. Entre éstos, sobresalen El Manual del Guionista, de Syd Field; y El Guion, de Mckee.

En el primer caso, el autor propone una estructura en tres actos. 1. Planteamiento, 2. Confrontación y 3. Resolución. En 1. se plantea la situación general de los personajes y el espacio. Luego viene un giro dramático que dará entrada a 2., donde se plantea el conflicto general de la trama, ése que el o los personajes tendrán que enfrentar. Y por último, un nuevo giro dramático da pie a 3., donde veremos la resolución del asunto central y el final de la historia.

Syd Field identifica esta estructura, teoriza sobre ella y la deja plasmada en El Manual del Guionista. Como dije antes, texto fundacional de los guiones de occidente. Además, otro de sus aciertos fue instaurar vías temáticas que cualquiera puede seguir para asegurarse de escribir algo que interesará al espectador.

En el segundo caso, Robert McKee, además de plantear estructuras para el desarrollo de la trama de un guion cinematográfico, decidió abarcar distintos campos relacionados con la disciplina. Los géneros del cine y las fórmulas para inmiscuirse en éstos, el desarrollo de personajes, los diferentes estilos para escribir un libreto, etc. Por ello, El Guion es el texto base de cualquier escritor que da sus primeros pasos en la práctica y/o estudio del guion para cine.

Este par de Guionistas Destacados nunca pierden vigencia y son parte de prácticamente todos los guiones de nuestras películas occidentales favoritas. Ahora es momento de despedirse, ha llegado el final de esta serie de artículos traída a ustedes por la #InvasiónDeGuionistas. ¡Nos leemos más adelante!

 

 

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores