La reescritura: tomar lo que has hecho y mejorarlo, por Syd Field

Guionistas en Construcción

La reescritura: tomar lo que has hecho y mejorarlo, por Syd Field

 

 

Un error común de los escritores que se enfrentan por primera vez a un guion de cine es "creer que todo lo que tienen que hacer es escribirlo y luego enviarlo", afirma Syd Field (1984). Escribir un guion o cualquier texto en general es una labor que requiere de dedicación, tiempo y esfuerzo.

Vale recordar el dicho que circula entre los estudiosos de la creación de textos: "el escritor es 10% talento y 90% buenas nalgas". Es decir que no importa cuán maravillosas sean las ideas; si no se trabajan luego de haber sido vaciadas en el papel, el texto no funcionará. Así que es necesario sentarse a trabajar, aunque las nalgas se cansen, y darle forma a ese guion soñado.

La creación de un guion de cine es todo un proceso de escritura y reescritura(s). Pero, ¿por dónde entrarle a este proceso? ¿Qué se debe hacer para mejorar un texto por medio de la reescritura? Syd Field propone un modelo de trabajo, dividido en tres etapas, que sirve para enfrentarse al guion de manera ordenada y encontrar la mejor manera de estructurar un relato cinematográfico:

 

Proceso de escritura y reescritura

  1. Primer borrador
  2. Etapa mecánica
  3. Pulido

 

El "primer borrador" (1.) es esa primera escritura del guion. Field propone narrar la historia sin detenerse a pensar en la estructura de la misma. Prácticamente, hay que vaciar el relato que hemos preconcebido en nuestra mente. Cuando se coloca el punto final de este primer borrador, quiere decir que el escritor está listo para comenzar a trabajar. Sí, el texto no está concluido, es apenas un montón de "palabras sobre papel". Ahora es necesario revisarlo a profundidad para construirlo de la mejor forma posible.

Entonces inicia la "etapa mecánica" (2.). Allí, se debe realizar una radiografía integral del texto. Syd Field recomienda hacer una lectura total del primer borrador, de principio a fin, para adquirir una mirada con mayor perspectiva acerca del trabajo realizado hasta ese momento.

Te puede interesar: El principio del antagonismo y la creación de historias

De esta forma, es posible observar los altibajos argumentales y ordenar las escenas de tal manera que el texto adquiera una estructura argumental sólida. Una vez realizada esta reestructuración del guion, hay que dar paso a la revisión de la escritura como tal.

Syd Field propone trabajar por unidades de 30 páginas, en el caso de largometraje; sin embargo, si estás escribiendo un cortometraje, podrías realizar el equivalente y dividir tu guion en 4 partes para comenzar a trabajar de forma individual con cada una de éstas.

Ahora bien, el proceso de reescritura de las escenas tiene que ver, sobre todo, con "buscar la claridad y simplicidad de la imagen visual" y añadir u omitir aquellos elementos necesarios para generar mayor tensión dramática.

"Cuente su historia visualmente. Intente acortar las escenas de diálogo, concentrándose en la dinámica visual.", puntualiza Field.

Y por último, una vez que se le ha dado forma a la estructura del guion y que se ha trabajado con cada escena para mejorarla, viene la etapa de "pulido" (3.).

Ésta es la fase final y, por lo tanto, se "tiene que ser implacable". Es el momento de eliminar todos aquellos párrafos, diálogos e incluso escenas, que no te convencen del todo. También es tiempo de añadir los últimos retoques, de pulir los detalles finales de tu historia.

Pero, ¿cómo saber cuándo concluir? ¿Cuándo debo de parar en este proceso de reescritura? Es complicado saber el momento exacto para detenerse. Principalmente porque el guion "perfecto" es más un concepto que una realidad. Sin embargo, existe una estrategia para llegar al final. Cuando te des cuenta de que pasas mucho tiempo trabajando en detalles menores como cambiar una preposición por otra o añadir una coma, debes saber que tu trabajo ha concluido.

Es la señal que indica que los grandes cambios, los cambios sustanciales, ya han sido realizados. Tu proceso de escritura y reescritura ha terminado.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee todos los guiones escritos por las hermanas Wachowski

Descarga y lee todos los guiones escritos por las hermanas Wachowski

 

Desde la trilogía de Matrix hasta películas como Cloud Atlas y V de Venganza, las hermanas Wachowski han escrito algunas de las historias más fascinantes del cine. Así que el sitio Shore Scripts ha publicado la colección completa de los guiones para cine y streaming  realizados por este par de jefazas.

Una de las principales virtudes del contenido creado por las hermanas Wachowski es la ruptura de los esquemas narrativos propios del cine convencional de Hollywood. La imaginación de estas autoras sobrepasa los límites que, generalmente, guían la industria cinematográfica hegemónica. 

Así, la colección completa de los libretos escritos por las Wachowski son un testimonio de los alcances que pueden tener las historias que explotan al máximo las posibilidades creativas. Leer los guiones que dejaremos en este link podría ayudarte, si apenas inicias tu camino en el guion o en cualquier otra disciplina textual, a desarrollar tus aptitudes para identificar las estructuras propias de la escritura cinematográfica y a romper tus propias barreras creativas.

Por otro lado, si quieres aprender paso a paso cómo escribir una historia para el cine o tv, no olvides darte una vuelta por el catálogo de Filmadores, donde podrás encontrar cursos de guion de Largometraje, Cortometraje y Series de TV. El cine necesita más historias y tú puedes ser quien las cuente.

Te puede interesar: Consejos para nuevos escritores, por Alan Moore

También te dejo por acá el programa completo del Festival de Guion En Línea #InvasiónDeGuionistas. Se está poniendo bien bueno y hay distintas actividades creadas especialmente para los amantes de la escritura para cine.

Nos leemos pronto.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


El principio del antagonismo y la creación de historias

Guionistas en Construcción: El principio del antagonismo y la creación de historias

 

 

Una buena historia debe contar con un protagonista que persigue un objetivo y desea alcanzar alguna meta específica. El motor de un relato es, precisamente, el acompañamiento de esta búsqueda del personaje principal. Por ejemplo, si el protagonista de una historia busca llevar a cabo un robo, los sucesos deberán guiar al espectador a través de las acciones que el personaje realiza para concretar su fechoría. 

Sin embargo, tener clara la meta del protagonista de una historia no es suficiente; también se necesita desarrollar con especial cuidado todos aquellos obstáculos que se interpondrán al personaje. Es decir, aquellas fuerzas contrarias a la voluntad del protagonista. Esto le dará mayor interés a las acciones narradas y a la historia en general.

“Un protagonista y su historia sólo pueden resultar tan intelectualmente fascinantes y emocionalmente atractivos como lo permitan sus fuerzas antagonistas.”, dice Robert McKee (2004) al respecto. A esta clase de fricción que dificulta la concreción de la meta del protagonista se le conoce como "principio del antagonismo".

En el caso del ejemplo que aquí utilizamos, es fácil imaginar los obstáculos que podrían inmiscuirse en el camino del protagonista. Si la meta es robar un banco, tendrá que enfrentarse a la seguridad del lugar, al pánico de los clientes, a la policía, etc. En la medida en la que estas fuerzas antagónicas sean mayores y mejor planeadas, la historia resultará más fascinante.

Ahora bien, Robert McKee (2004) apunta que el primer paso para crear un buen relato tomando en cuenta el "principio del antagonismo" es "comenzar identificando el valor principal que está en juego en nuestra historia". Así, en lugar de pensar en una acción concreta como robar un banco, podríamos pensar en la motivación del personaje para cometer este delito. Quizá busca venganza contra el dueño de la institución bancaria, por ejemplo.

Te puede interesar: Cómo escribir un guion para documental

Esto le daría mucha mayor profundidad al conflicto y las fuerzas del antagonismo resultarían más fascinantes. Ahora no sólo tendría que enfrentarse a la seguridad, a los clientes y a la policía; sino también a una cuestión ética, al tormento de la propia búsqueda de la venganza, etc.

“Las «fuerzas del antagonismo» no tienen por qué referirse necesariamente a un antagonista o villano específico. En los géneros adecuados, los archivillanos como Terminator son una delicia, pero por «fuerzas del antagonismo» nos referimos a la suma total de todas las fuerzas que se oponen a la voluntad del personaje y a su deseo.”, puntualiza McKee.

Así, podemos concluir que la meta de un personaje debe ser pensada en términos del valor principal que reside en ésta. A mayor complejidad moral, ética y física del objetivo final del protagonista, mayor complejidad habrá en las fuerzas antagónicas que podamos enfrentar al mismo. El resultado será, inevitablemente, una historia mucho más fascinante.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

 

 


Descarga y lee los mejores guiones de cine de los 80's

Descarga y lee los mejores guiones de cine de los 80's

 

Si quieres aprender a escribir poesía, lee poesía. Si quieres aprender a escribir cuentos, lee cuentos. Si quieres aprender a escribir guiones para cine, lee guiones para cine. "Es un hechizo simple, pero inquebrantable". 

Lo que ocurre es que uno se acostumbra al ritmo, a la estructura y a las formas propias de cada disciplina. Por esto, es importante para todo escritor que quiere dar sus primeros pasos en la creación de libretos cinematográficos echarse un clavado en los guiones de sus películas favoritas.

Pues bien, hoy les presentaremos una selección súper chida con los guiones de las películas más famosas de la década de 1980. Desde el episodio V de Star Wars: The Empire Strikes Back –considerado por muchos fans como el mejor de la saga– hasta cintas de culto para los amantes del terror como Hellraiser o Nightmare on Elm Street. Y otros clásicos como Full Metal Jacket, de Stanley Kubrick; Amadeus, de Milos Forman; y Scarface, de Brian de Palma.

Así que no hay pretexto, si quieres entrarle a la escritura de guiones cinematográficos, esta biblioteca de libretos, creada por el sitio Shore Scripts, es lo que necesitas para empezar con el pie derecho.

Te puede interesar: Cómo escribir un guion para documental

Por otro lado, no olvides que la segunda edición de la #InvasiónDeGuionistas, Festival de Guion En Línea, ya arrancó y el programa está bien bonito. En Filmadores hemos preparado un montón de actividades en el marco del Festival para brindarte las herramientas que necesitas para comenzar a escribir hoy mismo. Aquí puedes revisar el programa completo.

Y ahora sí, sin mayor preámbulo, ve directo a este link para encontrar los mejores guiones del cine de los 80. Nos leemos pronto.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


¿El guion es un género literario?

Guionistas en construcción: ¿El guion es es un género literario?

 

El guion cinematográfico es una disciplina cuya materia prima es la palabra. De la misma forma que un cuento o una novela, el guion utiliza la palabra para generar mundos e historias (ficticias o reales), personajes, etc.

Este tipo de coincidencias entre un texto literario y un guion para cine ha generado un debate amplio acerca de la posible inclusión de esta disciplina en el ámbito de la literatura. Sin embargo, esto no ha ocurrido (ni ocurrirá) por una característica esencial de un libreto cinematográfico: éste no está hecho para ser leído, sino para servir de guía en la realización de un proyecto audiovisual.

No obstante, es necesario ser cuidadosos al momento de realizar esta afirmación, pues si se revisa de forma puntual, no es del todo clara. Un guion para cine sí será leído por el equipo de la película (el director, los actores, etc.); así que habrá que ser más específicos para no dejar espacio a la confusión.

La diferencia entre un texto literario y un guion para cine es el tipo de lectura que éstos demandan. Ambos textos están hechos para ser leídos. Sin embargo, como afirma Robert Stam (2004), el fin último de la literatura es la "fruición estética", es decir, el placer de la lectura; en cambio, el guion es un "esqueleto a la espera de la carne y los tendones de las imágenes", diría Ingrid Bergman.

Te puede interesar: Cómo escribir un guion para documental

Así que, aunque el guion de cine será leído, no está escrito con la intención de provocar el goce estético, sino de darle la estructura necesaria a la realización de una película. Ésta es la razón principal por la cual un libreto para cine no puede ser considerado como un género más de la literatura.

¿Ustedes qué piensan? Los leemos en los comentarios.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee el guion de 2001: Odisea del Espacio

Descarga y lee el guion de 2001: Odisea del Espacio

 

 

2001: Odisea del Espacio es una película que no necesita presentación. Es considerada, por muchos, como la mejor cinta de ciencia ficción en la Historia del cine. Así que, como parte de la segunda edición del Festival de Guion En Línea #InvasiónDeGuionistas, me complace traer para ustedes nada más y nada menos que el guion que le dio vida a esta obra.

Ahora bien, antes de dejarles el link les quiero contar un dato que, probablemente, no sabían de esta película dirigida por Stanley Kubrick. Aunque muchos creen que se trata de una adaptación de la novela homónima de Arthur C. Clarke, esto no es del todo cierto.

El caso de 2001: Odisea del Espacio va más allá de una adaptación cinematográfica. Se trata de un trabajo conjunto entre Stanley Kubrick y Arthur C. Clarke. Un proyecto que no fue concebido primero como una novela y después como una película, o viceversa; sino que fue planeado como una obra compuesta de dos partes que se complementan entre sí.

Por ello, tanto la pieza de literatura como la película fueron creadas de manera simultánea –y lanzadas en el mismo año: 1968–. Sí, Arthur C. Clarke escribió la novela y participó en el guion de la película al mismo tiempo. Kubrick, a su vez, desarrolló el relato cinematográfico y se inmiscuyó en la creación del texto literario de forma coordinada.

Te puede interesar: Cómo escribir un guion para documental

Así que 2001: Odisea del Espacio es una obra compuesta por una película y un libro. Y sólo puede ser comprendida de esa manera; de lo contrario, el espectador o, en su caso, el lector, sería víctima de una confusión monumental, pues se estaría enfrentando a una obra incompleta –como intentar armar un rompecabezas que no tiene todas las piezas–.

Y ahora sí, aquí va el link para descargar el libreto cinematográfico de la película. Por cierto, si quieres conocer el programa de actividades de la #InvasiónDeGuionistas dale click acá, se va a poner bien bueno.

Hasta aquí mi reporte.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

 


Cómo escribir un guion para documental

Guionistas en construcción: Cómo escribir un guion para documental

 

 

En esta primera entrega de Guionistas en Construcción, que forma parte del contenido exclusivo del Festival de Guion En Línea #InvasiónDeGuionistas de Filmadores, desentrañaremos los secretos y las principales herramientas para escribir el guion de un proyecto documental. Para ello, usaremos como base uno de los textos más utilizados en el mundo académico para tratar este tema. Me refiero a El guion para cine documental (2010), de Carlos Mendoza, uno de los grandes impulsores del documental en México.

Carlos Mendoza identifica tres instrumentos esenciales para la realización de un documental: la hipótesis del trabajo del documentalista, el guion del proyecto y la escaleta. Así pues, haremos un repaso por estos conceptos y por sus implicaciones en el cine documental.

 

1) Hipótesis

Este concepto parte de la idea de plantear un objetivo concreto que se busca alcanzar mediante la documentación de la realidad que estará plasmada en la película. Es decir, el cineasta, que previo al documental debe realizar un trabajo de investigación acerca del tema a tratar, deberá generar "una suposición o teoría no confirmada que se admite provisionalmente. [...] Una postura o punto de vista (personal) ante el tema que abordará."

Esta hipótesis referente al tema del documental es una herramienta muy útil para la posterior organización de los elementos que se captarán en el rodaje. Por ejemplo, si voy a hacer un documental acerca del consumo de azúcar en México, tomar una postura (desarrollar una hipótesis) referente a este tema me guiará para elegir los elementos que quiero captar con la cámara e incluir en la película. Si mi hipótesis es que "el consumo de azúcar en México genera violencia entre los consumidores", sabré que el camino para probar mi teoría será captar a personas que consumen azúcar y que tienen ataques de ira relacionados con dicho consumo. En el caso contrario, si mi hipótesis es que "el azúcar genera empatía entre los habitantes de X localidad", habré de organizar el material de tal manera que tenga tomas en donde se pueda ver a consumidores de azúcar pasando un buen rato con otros consumidores, entre risas, abrazos, etc.

Así, la hipótesis que el realizador se plantea antes de comenzar el rodaje de un documental es un elemento fundamental para saber qué es lo que tiene que grabar y cuáles son los elementos que le ayudarán a confirmar su postura frente al tema abordado.

Te puede interesar: Apps móviles para guionistas

 

2) Guion

Respecto a este tema, Carlos Mendoza propone realizar dos libretos distintos. Un guion pre-rodaje y un guion pre-montaje. En el primer caso, el documentalista habrá de realizar un guion descriptivo en donde narre, siempre basándose en la investigación previa que ha realizado, las situaciones que quiere captar frente a cámara y el orden en el que se desarrollarán. Esto con el fin de organizar mejor el rodaje y no comenzar el trabajo con tomas realizadas de manera improvisada.

Luego, el autor recomienda escribir otro guion posterior al rodaje con el fin de estructurar el montaje del material que se ha logrado durante la etapa de producción. Aquí vale hacer una aclaración: aunque el primer guion se escribe con la intención de llevar un orden durante el rodaje, se debe tener en cuenta que este orden puede romperse una y otra vez por los cambios propios de la realidad. En un proyecto de ficción, cada elemento puede ser manipulado a placer; sin embargo, en un documental es imposible tener bajo control todas las situaciones.

Entonces, por los elementos que cambiaron drásticamente respecto a su planteamiento en el primer guion; por las situaciones emergentes que, por su valor como material de apoyo para confirmar la hipótesis inicial, tuvieron que ser captados sin haberse planeado; etcétera: ha de escribirse un nuevo guion para estructurar el montaje de la película e incluir el material extra que se obtuvo durante el rodaje.

 

3) Escaleta

Otra herramienta para organizar la escritura de un documental es la escaleta. La escaleta para documental, en realidad, no tiene ninguna diferencia con la de un proyecto de ficción. Una escaleta es un instrumento para organizar por bloques los temas que se desarrollarán en el guion pre-rodaje. Mendoza la define como un "índice numerado que indica el orden en el que se desarrolla el documental."

Este recurso "demanda el conocimiento previo del contenido del bloque o secuencia por parte de quien elabora la escaleta y tiene un propósito concreto: mostrar el conjunto de la estructura del guion en una sola vista."

Así, si voy a hacer un documental acerca de las actitudes violentas que desarrollan los consumidores de azúcar en la colonia Juárez, por ejemplo, la escaleta me ayudará a observar el panorama completo de la estructura del guion que escribiré.

Por ejemplo:

Escaleta:

  1. Amanecer en la colonia Juárez
  2. Entrevista con Juan Pablo Márquez, víctima de la violencia por consumo de azúcar
  3. Tiendas abarrotadas de refrigeradores con refrescos
  4. Etc.

La escaleta contiene los bloques que serán parte de la estructura de la película. No hay necesidad de desarrollarlos o entrar en descripciones puntuales de detalles, puesto que es sólo una guía para la posterior escritura del guion que se hará antes del rodaje.

...

...

Eso es todo por esta ocasión, espero que estas líneas les sean de gran ayuda para sus proyectos documentales. No olviden seguir todas las actividades que en Filmadores hemos preparado para ustedes como parte de la segunda edición del Festival de Guion En Línea #InvasiónDeGuionistas. Pueden revisar el programa aquí.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee el guion de El Exorcista

Descarga y lee el guion de El Exorcista

 

 

En 1973 se estrenó una de las películas más aterradoras de todos los tiempos: El exorcista. Una historia, basada en la novela homónima de William Peter Blatty, que narra la posesión demoniaca de una niña de 12 años. La cinta provocó pánico entre los espectadores tanto por la naturaleza misma del argumento como por el excelente trabajo de William Friedkin, director de la película, y del crew que lo acompañó. Especialmente, por la impecable labor del equipo de maquillaje, liderado por Dick Smith, un experto en el campo makeupero con una larga trayectoria en el cine.

Dick Smith fue un profesional que le entregó su vida al maquillaje de caracterización para cine y que dejó un legado difícil de igualar. Por ejemplo, un año antes del estreno de El exorcista, trabajó en la producción de El padrino y, tiempo después, fue el encargado de caracterizar a los personajes de cintas como Taxi Driver y Amadeus. Así que, en buena parte, el éxito de El exorcista se debe a la pasión que Dick Smith le imprimió a Regan (Linda Blair) y los demás personajes de la película.

Ahora bien, para realizar la caracterización de un personaje, un maquillista debe contar con una historia sólida en la cual basarse. Por ello, debe recurrir constantemente al guion de la película para encontrar los matices específicos que lo lleven a generar el aspecto perfecto para cada escena. El libreto de El exorcista fue escrito por el propio William Peter Blatty, quien trasladó las características de sus personajes directamente desde su novela.

Te puede interesar: Diferencias entre un productor y un productor ejecutivo

El maquillaje de Regan y compañía es acierto de Dick Smith, sí, pero también nace de la imaginación del guionista. Para ejemplificar esto, veamos un breve fragmento del texto:

 

"Regan has the crucifix gripped in her hand and is plunging it into her bloodied vagina. There are fresh cuts all over her face, streaming with blood."

 

El aspecto de Regan, con cortes en la cara y sangre en el rostro y la vagina, comienza en las palabras de Blatty. Lo interesante aquí es observar cómo es que el equipo de maquillaje transforma estas palabras en realidad mediante su trabajo en el set.

Escucha Historia(s) del Cine, un podcast para cinéfilos de corazón

Pues bien, les voy a dejar aquí el guion de El exorcista para que revisen a detalle las descripciones de los personajes creados por Blatty. Cuando vuelvan a ver la película, podrán apreciar mucho mejor la labor de los maquillistas que trabajaron en la producción.

Por último, si quieren conocer el caso real de la posesión satánica que le dio vida a la historia de esta película, les dejo aquí el segundo episodio de Historia(s) del Cine que trata, precisamente, de este espeluznante suceso.

Hasta aquí mi reporte.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

 


Descarga y lee el guion de Rocky

Descarga y lee el guion de Rocky

 

 

Hoy, el Rincón del Guionista se complace en presentar uno de los guiones más emocionantes en la Historia de las películas de deportes. Escrito por el mismísimo Sylvester Stallone y con uno de los personajes más queridos del cine hollywoodense, le damos la bienvenida a... ¡El guion de Rocky!

Sí, abajo encontrarás el link para descargar y leer el libreto cinematográfico de la cinta inicial de la saga deportiva más exitosa de todos los tiempos. Pero antes, debemos hablar de los aciertos de este texto.

Primero, quiero mencionar algo que ha estado haciendo mucho ruido en las redes sociales acerca del visionado y lectura de un guion cinematográfico. Un grupo de haters mamadores ha lanzado comentarios como: "los guiones no están hechos para ser leídos, sino para ser grabados".

Sí, señores obvios, todos sabemos eso. Sin embargo, para todos aquellos que están interesados en comenzar a escribir sus propios libretos, es un gran ejercicio comenzar por adentrarse en la lectura de textos cinematográficos. Leer un guion puede ayudar a entender mejor el formato y las estrategias propias de la disciplina. Para escribir un guion, uno debe estar familiarizado con la escritura cinematográfica; de otro modo, las cosas no podrían realizarse.

Por ejemplo, ¿qué tal si quisiera escribir una historia deportiva y no tengo idea de cómo hacerlo? Pues bien podría iniciar por leer un guion relacionado con el género que me interesa. Eso sucede, precisamente, con el guion de Rocky. Es una historia perfectamente estructurada que, además, contiene la fórmula perfecta para mantener la tensión en todo momento.

Te puede interesar: Cómo crear a un superhéroe en 3 pasos, por Stan Lee

El principal acierto de este libreto es la manera de narrar el momento de la pelea entre Rocky Balboa y Apollo Creed. Sylvester Stallone utilizó tres frentes distintos para narrar lo que ocurre en el ring.

Por un lado, el relato propio de la acción en el cuadrilátero: jabs, uppercuts, ganchos, etc. Luego, las conversaciones que se desarrollan en la esquina de ambos peleadores: anuncian la estrategia a seguir en el siguiente round, el daño que han recibido y la pasión que los entrenadores le inyectan a sus pupilos mediante la palabra. Y, por último, los comentarios de los narradores de la pelea, que le dan un impulso frenético a las emociones que la batalla provoca.

El guion de Rocky no sólo es el inicio de esta extraordinaria saga deportiva, sino un documento esencial para cualquier persona que quiera aprender a escribir una historia centrada en el boxeo o en cualquier tipo de deporte. 

Así pues, aquí va el guion de la película. ¡Ojalá que les sirva! :)

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

 


Descarga y lee los Cuentos de la calle Broca

Descarga y lee los Cuentos de la calle Broca

 

En 1995, Alain JaspardGilles Gay y Claude Allix crearon una serie infantil llamada Los cuentos de la calle Broca, basada en la antología homónima de relatos cortos escrita por Pierre Gripari.

En la serie, el señor Pierre –personaje que representaba al autor de la antología mencionada–visitaba la tienda de Papá Said y les narraba algunas fábulas fantásticas a Bachir y Nadia –los hijos del Papá, dueño de la CANACA... ok, no–.

Eran episodios breves, pero tan interesantes que en muchas ocasiones parecían una versión infantil de los relatos de Las mil y una noches. Quizá Pierre Gripari se inspiró en las narraciones de Sherezada para crear su antología, aunque esto es una mera suposición.

Ahora bien, en esta ocasión les voy a dejar el link aquí para que descarguen los cuentos que le dieron vida a la serie. Esto con una doble intención. Primero, para  puedan disfrutar de una muy buena lectura que les ayude a sobrellevar el aislamiento. Segundo, para que revisen las coincidencias o diferencias entre los relatos literarios y las narraciones plasmadas en pantalla.

Te puede interesar: Mira en línea todos los capítulos de Los Cuentos de la Calle Broca

Es un buen ejercicio para identificar las estrategias que se utilizan en las adaptaciones cinematográficas de cualquier texto. Al respecto, vale recordar que, para convertir un producto literario en una producción audiovisual es necesario identificar los beats de la historia –esos elementos esenciales para el argumento de la misma–, con el fin de llevar a la pantalla sólo las acciones pertinentes para captar la atención del espectador.

Hasta aquí mi reporte.

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores