Descarga y lee el guion de Manchester by the Sea

 

Manchester by the Sea es, sin duda, una de las películas que entra en mi top 10 de toda la vida. Es una historia (SPOILER ALERT!) muy cruda de un matrimonio que se rompe tras un accidente terrible que temina con la vida de sus hijas.

El momento en el que uno descubre esta situación es magistral. Recuerdo la casa en llamas, Michel Williams desgarrándose en un grito de dolor y desesperación y Casey Affleck contemplando el momento, impasible.

Te puede interesar: Cómo escribir el guion de tu corto sin morir en el intento

Affleck se llevó el Óscar a Mejor Actor por su papel en esta película. Premio más que merecido, pues prácticamente es él quien lleva la batuta de las acciones –si es que se le puede decir “acción” a la actitud del personaje, cuya perturbación nunca estalla, permanece contenida como en una olla de vapor (por supuesto, deliberadamente)–.

¿Cómo es posible crear un personaje así? ¿Es todo mérito de Casey Affleck, sus técnicas de improvisación y su total comprensión del papel que encarna? ¿O es acierto de Keneth Lonergan, quien además de dirigir la cinta escribió el libreto de la misma?

Manchester by the Sea también ganó el premio de la Academia a Mejor Guion Original, así que la estrellita podría colocarse en la frente de ambos. Sin embargo, es Keneth Lonergan quien concibió al personaje de Affleck desde el guion cinematográfico de la película. Por ello, me di a la tarea de localizar el texto que le dio vida a Manchester by the Sea.

Es un ejercicio interesante observar la manera en la que Lee Chandler, el personaje protagónico, fue creado; y luego compararlo con la interpretación de Casey Affleck. Keneth Lonergan desarrolló a un gran protagonista, eso es seguro; y a esto se sumaron los matices que el actor le infundió al mismo. Prácticamente, fue la fusión de ambos lo que hizo posible el nacimiento de una joya cinematográfica del calibre de Manchester by the Sea.

Sin mayor preámbulo, les dejo el link aquí para descargar el libreto de la película.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores