Descarga y lee el guion de Parasite

 

 

Para muchas personas, Parasite es la mejor película del 2019, por encima de otras como The Irishman, Once Upon a Time… in Hollywood, Dolor y gloria, etc. Cintas de aclamados directores que, normalmente, acaparan todos los premios que se cruzan en su camino.

Parecía que una vez más la contienda por los reconocimientos se libraría entre Tarantino, Scorsese y un revalorado Almodóvar que entregó una de las mejores cintas de su carrera. Bong Joon-ho no figuraba entre los favoritos no por falta de calidad, sino por la postura antinétflix de la crítica norteamericana que lo catalogó como un autor menor luego de Okja, que se estrenó en Netflix en 2017.

Te puede interesar: Hildur Guðnadóttir, la mujer detrás de la música de Joker

Sin embargo, los aciertos de Parasite lograron transformar el panorama. Una historia llena de intriga y suspenso, escrita por el propio director en conjunto con Han Jin Won, que retrata los conflictos sociales que genera la desigualdad económica; así como el mito aspiracional de la escala de los estratos vulnerables hacia mejores condiciones de vida.

Si bien, no es un tema nuevo, es destacable la manera en la que fue llevado a la pantalla. La tensión escala entre un tono tragicómico y, en muchas ocasiones, podemos hallar analogías entre la premisa de la película y la estructura de la misma.

No quiero dejar spóilers, pero éste es necesario para ilustrar lo anterior: en algún momento, el joven de la familia que trabaja en la casa de los ricos (Woo-sik Choi) permanece debajo de un sofá para no ser descubierto por los dueños de la casa (el joven y su familia habían estado bebiendo en la residencia mientras los dueños estaban fuera de la misma, pero éstos volvieron antes de lo esperado).

En un master shot (si no mal recuerdo), vemos a la pareja de dueños disfrutando de su espacio sin preocupaciones, por un lado, y al joven escondido esforzándose al máximo por escapar sin hacer ningún ruido, por el otro.

Por supuesto, era de esperarse, estás cometiendo un delito al ingresar a propiedad privada sin consentimiento; sin embargo, parece que cada una de las partes cumple con el rol que la premisa de la película sostiene: los ricos ocupan los espacios sin temor ni preocupaciones, pareciera que el mundo les pertenece; mientras que los pobres deben andar a tientas en cualquier espacio, público o privado.

Es precisamente en esta estructura, tanto del guion como de las escenas en pantalla, donde reside el gran acierto de Parasite. Por eso se ha ganado al público y a la crítica y hoy se mantiene entre las mejores películas del 2019. Si no la han visto, ¡corran, que todavía está en carteleras!

Mientras tanto, les dejo aquí el link para descargar el guion de la cinta. ¡Que lo disfruten!

 

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores