El Guion: Cine vs. Series de TV

El otro día estaba platicando de series de tv con un amigo y me planteó algo parecido a esto: generalmente, el contenido de las series (y el éxito de las mismas) se basa en ofrecer relatos atractivos que enganchen a los espectadores. Decía que en eso hay una gran diferencia con las películas, pues éstas no necesariamente deben narrar algo, sino que pueden componerse de imágenes y sonidos no anecdóticos. Como algunas películas de Gaspar Noé o del cine asiático, principalmente.

Te puede interesar: El Guion vs. Los Adjetivos

Luego me preguntó, ¿cuál es tu serie favorita de todos los tiempos? Le dije que The Sopranos. Me cuestionó: ¿hay alguna imagen muy representativa de la serie? Pensé en Tony Soprano con la psicóloga y en otras, pero realmente ninguna de éstas era parte sustancial de la producción. Y es que, efectivamente, lo que más recuerdo de The Sopranos son las historias de cada capítulo. No hay muchos planos que se hayan grabado en mi memoria.

Las películas y las series son asuntos muy distintos, en todos los sentidos, pero la diferencia principal entre éstas radica en el guion. Mientras que en el libreto de cine se utilizan muchas imágenes simbólicas y se trata de generar un ambiente a través de cada plano, en el guion de series de tv (o plataformas de streaming) lo central son las acciones de los personajes, la interacción entre ellos y sus diálogos. El ejemplo perfecto para esto son las sitcom como The Big Bang Theory o How I Met Your Mother: el mismo espacio, los mismos planos de siempre, pero un gran dinamismo en las conversaciones de los protagonistas y el calor de sus relaciones.

Vuelvo a la plática con mi amigo: una vez que concluímos con el ejercicio socrático que me aplicó, entendí de qué se trataba todo. Él defendía la belleza estética por encima de la narración lineal, ¿me quería convencer de abandonar las series y unirme al lado oscuro? No lo sé, pero pienso que es chido disfrutar de ambas caras de la moneda; siempre que se entienda que no compiten entre sí, sino que cada una tiene sus propios elementos.

Nos vemos en el Festival.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores