Hitchcock, Rear Window y link para descargar el guion de la película

 

“El maestro del suspenso”, le apodan propios y extraños. Aunque parece que convendría llamarle “el maestro del cine”, así nomás. Y es que Alfred Hitchcock no sólo era un gran conocedor de un género cinematográfico particular; sino del arte audiovisual en general.

Te puede interesar: El gran Buster, documental sobre la vida de Buster Keaton

Teorizaba y reflexionaba acerca de cualquier técnica o recurso del séptimo arte y, además, era capaz de llevar estos principios a la práctica.

Este cúmulo de conocimiento y la curiosidad por aplicar el mismo en cada cinta, hace que la filmografía de Hitchcock sea un testimonio que podría considerarse, de cierto modo, didáctico.

Autores como Quentin Tarantino, Tim Burton, Cristopher Nolan, entre otros, tienen un estilo muy bien definido que puede ser reconocido en cada uno de sus filmes. En este sentido, parece que siempre realizan la misma película.

Con Hitchcock sucede algo distinto. Cada una de sus películas es radicalmente opuesta, técnicamente, a la anterior. Nunca filmaba la misma obra. De allí parte su riqueza y el valor de estudiarlo siempre.

OJO: no digo que Tarantino o Burton o Nolan, etc., sean autores menores. No emito un juicio de valor. Sólo intento resaltar que hay autores cinematográficos que se guían por un estilo particular; y otros, como Hitchcock, que prefieren experimentarlo todo.

Este múltiple uso de técnicas podría llevar a cualquiera directamente hacia el fracaso. Pero Alfred Hitchcock dominó esta práctica y se consolidó como “el hombre nacido para filmar”.

Una de sus obras más famosas es Rear Window (La Ventana Indiscreta, 1954), adaptación del relato homónimo de Cornell Woolrich. El libreto de la misma fue escrito por John Michael Hayes.

Narra la historia de un hombre postrado en una silla de ruedas que dedica su tiempo a espiar a los vecinos por la ventana. Lo bueno llega cuando cree descubrir que uno de ellos ha cometido un asesinato.

Hitchcock llevó el relato al extremo del minimalismo. Apenas si deja ver algunos elementos que aparecen en el guion, como si buscara ocultarlos. Esto transforma al espectador en una especie de fisgón que busca cuadrar las piezas por su parte. Como si él mismo fuera el personaje en silla de ruedas. Es tan extraño como fascinante.

Recientemente me topé con el guion técnico de la obra y descubrí cómo fue diseñado cada plano desde el papel. Les voy a dejar el link aquí para que lo descarguen y se metan de lleno en esta película y en la genialidad hitchcockiana.

Y espero traerles, más adelante, otra obra del director, para que la revisen y constaten lo que al inicio mencioné: Hitchcock es un realizador vigente y pueden recurrir a él para cualquier asunto relacionado con el cine. Su obra es tan variada como pedagógica, si se me permite usar la palabra.

¡Nos leemos pronto!

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

Privacy Preference Center

WhatsApp Chat OnLine