La increíble y triste historia de Christopher Nolan y su abuela desalmada

 

 

Christopher Nolan es uno de los cineastas más creativos y arriesgados del cine actual. Antes de que se me lancen a la yugular los detractores, les voy a decir por qué afirmo esto.

Es un tipo que, además de escribir y dirigir sus propias historias, ha incursionado en distintas disciplinas relacionadas con el cine.

Te puede interesar: El Joker de Nolan (descarga el guion de The Dark Knight)

Por ejemplo, en el 2015 compuso la música del cortometraje documental Quay, una especie de homenaje a Stephen y Timothy Quay, dos grandes maestros de la animación fotograma a fotograma.

Llama la atención su capacidad para desarrollar piezas para distintos instrumentos de cuerda y la mezcla que realiza entre distintas intenciones de la música que le dan un sentido que se debate entre lo macabro y la ternura.

Curiosamente, el documental también fue dirigido por él, así que no sólo es capaz de llevar a la pantalla historias de ficción, es de los pocos realizadores que pueden trabajar con ambos géneros.

Otro caso destacable que denota su condición multifacética es uno de los primeros cortometrajes que realizó: Doodlebug (1997). Una producción muda de tinte surrealista en donde el cineasta incursionó como director de Arte y, por supuesto, como editor (como dicta la regla de los primeros cortos que uno realiza, ¿no?)

Y bueno, me llevaría muchas páginas revisar por completo la nutrida trayectoria de Nolan, así que lo dejaré para otra ocasión; sin embargo, quiero hacer especial hincapié en una cuestión. Nolan no es un cineasta que haya comenzado su carrera en el cine a partir de los grandes presupuestos. Como pudieron ver en Doodlebug, el director dio sus primeros pasos en el cine guiado por la pura pasión de generar contenido audiovisual.

Hoy es uno de los cineastas más exitosos del planeta; y esto no es casualidad ni es obra sí y sólo de los presupuestos mayúsculos. Nolan pone mucha pasión en cada proyecto y se mantiene fiel a un estilo que busca romper con las casillas narrativas y estructurales.

Ahora, si quieren conocer cómo se forjó esta historia desde el comienzo, les dejo este video en donde podrán conocer todos los detalles. ¡Que lo disfruten!

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores