Las historias más macabras del diablo en el cine

 

 

El cine de terror tiene personajes consentidos como los fantasmas o los asesinos en serie. Sin embargo, uno de los primeros personajes del cine de horror fue el diablo –el demonio, las entidades satánicas, como gusten llamarlo–.

El diablo apareció prácticamente desde los inicios del cine y es por eso que aquí les presentamos algunas de las mejores películas que tienen que ver con este ser siniestro.

 

LE MANOIR DU DIABLE (1896)

La mansión del diablo es una cinta escrita, dirigida y producida por Georges Méliès, que nos habla del encuentro que tienen varios fantasmas con el diablo.

Aunque está catalogada como una de las primeras cintas de terror, en realidad lo que Méliès quería no era tanto asustar a la audiencia, más bien darles una cinta con un toque cómico sobre una casa embrujada y vampiros.

 

 

FAUSTO (1926)

Se trata de la adaptación que hizo Friedrich Wilhelm Murnau de los escritos de Goethe al cine.

En la historia el demonio Mefistófeles busca corromper la bondad de Fausto e incluso hace una apuesta con un arcángel, en la que el demonio pide el alma de Fausto si logra cometer su objetivo.

Te puede interesar: Trilogía de terror, por Guillermo del Toro

 

 

EL BEBÉ DE ROSEMARY (1968)

La cinta dirigida por Roman Polanski no sólo rescató a los estudios Paramount de la bancarrota, también influenció con algunas escenas a El Exorcista de William Friedkin.

La historia habla de Rosemary (Mia Farrow) y su esposo, quienes esperan a su primer hijo; sin embargo, el embarazo de Rosemary se convierte en una pesadilla luego de que se mudan a Manhattan.

Polanski nos presenta dos panoramas: o la mujer se volvió loca durante el embarazo o es víctima de sus vecinos que adoran al demonio y realizan ceremonias macabras para ofrecerle al bebé.

Por Dany Boo

Síguenos en: @Filmadores