Los mejores monstruos del cine de los años 30

 

 

En plena gran depresión, la década de 1930 nos entregó a grandes monstruos en el cine de terror. El apocalipsis financiero mundial inició en 1929 por lo que podríamos pensar que era un mal momento para apostarle al séptimo arte.

Sin embargo, Universal Pictures decidió arriesgarse por llevar al cine monstruos clásicos de la literatura. ¿Y qué creen? Muchos de los cineastas que tuvimos en el expresionismo alemán participaron en estas cintas.

Aquí te dejamos algunos de estos grandes clásicos…

 

DRÁCULA (1931)

La cinta dirigida por Tod Browning iba a ser protagonizada por Lon Chaney, “el hombre de las mil caras”; sin embargo, su muerte lo impidió, por lo que el papel se lo dieron a Béla Lugosi, quien ya había dado vida a Drácula en el teatro.

 

 

FRANKENSTEIN (1931)

Otro monstruo salido de la literatura y de la mente de Mary Shelley que llegó a la pantalla grande fue Frankenstein. La cinta dirigida por James Whale está protagonizada por Boris Karloff y Colin Clive.

Debido al éxito que tuvo, en 1935 Whale estrenó La novia de Frankenstein.

 

 

LA MOMIA (1932)

Ya que hablamos de Boris Karloff, él también protagonizó La Momia, bajo la dirección de Karl Freund.

Como seguro ya saben, es la historia de Imhotep, un sacerdote del antiguo Egipto que, tras ser resucitado por accidente por un arqueólogo, busca la reencarnación de su novia en El Cairo.

Te puede interesar: Trilogía de terror, por Guillermo del Toro

EL HOMBRE INVISIBLE (1933)

Nuevamente vemos a James Whale dirigiendo una de las grandes cintas de monstruos de la década, ahora basándose en la obra homónima de H.G. Wells.

La película, protagonizada por Claude Rains y Gloria Stuart, cuenta la historia de Jack Griffin, un científico que sufre un accidente y, tras éste, se refugia en un poblado en el que pronto comenzará a tener problemas y se descubrirá qué fue lo que le pasó, dejando a todos atónitos.

Por Dany Boo

Síguenos en: @Filmadores