¿Qué es el cine?, por Jan Švankmajer

 

Jan Švankmajer es uno de los artistas más fascinantes de la actualidad por varias razones. Primero, por ser un testimonio vivo del surrealismo, movimiento de vanguardia que se consolidó a partir de la publicación del manifiesto de André Breton, en 1924, y que tuvo su apogeo en los años 30, precisamente –casualidad de proporciones cósmicas– en la década del nacimiento de Švankmajer. Aunque el realizador checo no se enfrentó al cine desde una edad temprana, sino hasta llegar al tercer piso, llama la atención que haya sido precisamente el surrealismo la vena central de su obra.

Segundo, por su manera de enfrentarse a la animación. Švankmajer ha logrado crear atmósferas, escenarios y personajes tan fantásticos que sólo podrían pertenecer a un sueño tan maravilloso como terrible; y lo ha conseguido sin hacer uso de la animación digital. El propio realizador ha declarado en incontables ocasiones que está convencido de que trabajar de manera virtual con los elementos de una escena podría afectar el carácter artístico-artesanal que está estrictamente ligado con la creación de mundos a través del cine.

Otra de las razones que vale la pena enumerar es algo que ya mencionaba al inicio. Jan Švankmajer es un cineasta que inició “tarde” su carrera. Fue hasta cumplir 30 años cuando decidió que el cine era el mejor vehículo de expresión para las ideas que rondaban por su cabeza. El mito recurrente de los cineastas que desde antes de comenzar a gatear ya escribían guiones y analizaban la obra íntegra de Kurosawa queda señalado como la gran farsa pretenciosa a la que muchos recurren en un afán por autodenominarse como genios.

Te puede interesar: Ángulos de cámara en el cine (Parte 1)

Jan Švankmajer es la prueba viviente de que la genialidad cinematográfica no es, necesariamente, algo con lo que se nace; sino que puede construirse a través de las experiencias y el conocimiento que se adquieren con el paso del tiempo.

Ahora bien, podría seguir enlistando todos los aspectos que han convertido a Švankmajer en uno de los cineastas más reconocidos de esta era, pero será mejor escuchar de viva voz al director. En la siguiente entrevista, habló de su manera de concebir el cine, de sus principales influencias creativas, de su trayectoria como artista y –tema que recomiendo reflexionar con especial ahínco– de las coincidencias estructurales entre el cine y los sueños.

Hasta aquí mi reporte.

Estudia cine AHORA: mira AQUÍ el catálogo de cursos de Filmadores

 

Sígueme en Twitter: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores