Qué es el Slapstick y con qué se come

Entre los muchos géneros y subgéneros de cine, uno de los consentidos para relajarnos y pasar un rato divertido es la comedia. Pero antes de que se le llamara como tal, las cintas de este tipo eran catalogadas como Slapstick. Su nombre se debe a los palos de madera que los payasos hacían chocar en los circos para indicarle a la gente que debía aplaudir. La característica principal de este género es la exageración de la comedia física.

Te puede interesar: El gran Buster, documental sobre la vida de Buster Keaton

Entre los máximos representantes del Slapstick encontramos a Buster Keaton, Oliver Hardy, Harold Lloyd, Max Linder, Mack Sennet y, por supuesto, Charles Chaplin.

Nos damos cuenta de que vemos una película de Slapstick, principalmente, porque la mayoría pertenecen a aquella época en la que sólo había cine en blanco y negro; también porque tienen las clásicas escenas en las que todo sucede de pronto en cámara rápida (como cuando vemos a Charles Chaplin salir corriendo de algún lado porque la regó).

Otro punto es que en este tipo de películas vemos que un personaje, accidentalmente, le lanza un pastelazo a otro–de hecho, el Slapstick también es conocido como “comedia de pastelazo”–, o se golpean por error, se tropiezan y todo tipo de catástrofes físicas que invitan a la risa. Un ejemplo perfecto para ilustrar este género es el cine de Los Tres Chiflados, un grupo de amigos que, a causa de su torpeza, viven un montón de situaciones en las que ponen en riesgo la integridad de su cuerpo.

Este género en realidad permea a las películas de cine mudo, pues debían explotar al máximo lo visual para hacer reír a la gente: ya sea la gesticulación del actor, su forma de moverse o los embrollos chuscos en los que sus personajes se metían.

De acuerdo a Ronald Bergan, en su libro Cine… ismos, el primer ejemplo de una cinta de este género lo encontramos en El Regador Regado (1895), de los hermanos Lumiére. Por otro lado, el actor Mack Sennett, pionero de la comedia estadounidense, fue quien lanzó el primer pastelazo en el cine.

Aunque el las películas de Slapstick llegaron a su final hace mucho tiempo, todavía vemos muchas influencias de éstas en el cine actual. Por ejemplo, la cinta El Mundo Está Loco, Loco, Loco (1963), de Stanley Kramer, rinde un homenaje a este género.

¿Conocen algún otro ejemplo que pueda entrar dentro del Slapstick?

Por Dany Boo

Síguenos en: @Filmadores