Qué es una claqueta y para qué sirve

En este texto te mostraremos cómo se usa una claqueta en el cine, con el fin de evitar que te rebanes los dedos al utilizar una… En realidad, eso nunca ha ocurrido.

Te puede interesar: Batman llegará a la UNAM para celebrar sus 80 años

Ya en serio: una claqueta es una pizarra que sirve como guía para llevar un registro visual de las distintas tomas de una producción; se presenta ante la cámara con los datos correspondientes de la escena que se grabará y posteriormente inicia el rodaje de la misma. Esto evitará confusiones a la hora de editar el material. Generalmente, los elementos que una claqueta debe contener son los siguientes:

Nombre de la producción:  “The Shining”, por ejemplo

Rollo o ubicación en donde quedará guardado el archivo de la toma: “Mi USB”

Scene o escena: Recordemos que un guion está dividido en escenas. Cada una de éstas quedará registrada en la pizarra.

Take o toma: Conseguir que una escena quede justo como se espera suele llevar varios intentos. En este rubro se anotará el número de intento, o toma, que se llevará a cabo.

Uno de los directores más famosos en la historia del cine, Stanley Kubrick, realizó 127 tomas de una de las escenas climáticas de “The Shining”, aquella en donde Jack persigue lentamente a Wendy por las escaleras. Un récord que, en realidad, no se le desea a nadie.

Éstos son los datos esenciales; sin embargo, la claqueta quedará lista cuando la guía que necesitas sea suficiente. Hay otros elementos como director, cámara, fecha, entre otros.

Ahora, además del registro visual, el equipo de edición necesita un respaldo sonoro. Seguro has visto esto: alguien del crew pone la claqueta con la barra abierta frente a la cámara y dice “Escena 35, Toma 127”, cierra la barra de un putazo e inicia la acción. A esto se le conoce como “Cantar Claqueta”.

¿Para qué se hace esto? Cada escena de una producción tiene un registro visual y uno sonoro. El primero es recogido por la cámara; el segundo, por un micrófono. El equipo de edición debe empalmar ambos archivos para concretar una toma perfecta.

Cuando el encargado de la claqueta cierra la barra, ésta produce un sonido (“clack!”) limpio y preciso: un pico de audio. Éste es el momento exacto que los editores utilizan para empalmar la imagen de la barra que se cierra frente a la cámara con el sonido producido por la misma, así se obtiene una sincronía perfecta entre el audio y la imagen de la escena completa.

Las Claquetas de Tarantino

Las claquetas en el rodaje de Inglourious Basterds 🎬

Publicada por Filmadores en Domingo, 3 de febrero de 2019

En caso de no contar con una pizarra, puedes utilizar cualquier herramienta que esté a tu alcance. Canta la escena y la toma y da un aplauso frente a la cámara; usa un cuaderno y ciérralo intempestivamente; utiliza la cara del que te cae mal y dale una cachetada para el pico de audio (no es cierto, no lo haga, compa); o cualquier cosa que se te ocurra. El chiste es tener registrada la escena y la toma tanto en imagen como en audio, para facilitar el trabajo de edición y olvidarte de andar empalmando cada diálogo o lo que sea.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

Privacy Preference Center

WhatsApp Chat OnLine