The Lighthouse: Willem Dafoe vs. Robert Pattinson

 

El segundo largometraje de Robert Eggers (The Witch, 2015) llegará a la pantalla grande en octubre del año en curso. La historia de un par de vigilantes que se enfrentan a la soledad en un lejano faro.

Willem Dafoe y Robert Pattinson serán los encargados de interpretar este relato esquizofrénico de tintes terroríficos y protagonizarán una batalla que se postula para ser la mejor del siglo.

Te puede interesar: Clase magistral de Guillermo Arriaga

Las expectativas son altas por varias razones. Primero, Robert Eggers es el director detrás de The Witch, una de las cintas que mejor ha explotado el horror psicológico en los últimos años y que, además, tiene una estética muy bien lograda. En alguna ocasión, un amigo me hizo cotejar distintas pinturas de Rembrandt con algunos planos de la película: la influencia es notable.

Robert Eggers logró fusionar un estilo barroco con un tipo de horror que no busca sobresaltar a los espectadores, sino implantar el terror en su mente. Esto, por supuesto, hace pensar que The Lighthouse podría lograr algo similar: la historia que se plantea en la cinta da pistas de un filme que se centrará en la locura de los personajes y el pavor de enfrentarse a una situación de aislamiento. No hacen falta apariciones o entes terroríficos cuando la propia mente inunda de pánico tanto a los personajes como al público receptor.

Por otro lado, The Lighthouse será protagonizada por los actores antes mencionados: Willem Dafoe y Robert Pattinson. La trayectoria de Dafoe lo consolida como uno de los mejores actores de las últimas décadas. Desde interpretar a Caravaggio, en El Paciente Inglés (1996), hasta convertirse en el Duende Verde o en Van Gogh. Es un actor que puede transitar de un personaje a otro sin importar qué tan disímiles sean éstos. Y, además, le van muy bien los papeles desquiciados: no lo digo yo, lo dice la ciencia.

Y Robert Pattinson, por su parte, es probablemente el mejor actor joven de la industria. Lo ha demostrado en muchas ocasiones: Agua para Elefantes (2011), High Life (2018), Good Time (2017), etc.; sin embargo, ese granito en el arroz que supone su participación en Crepúsculo lo mantiene en el imaginario como un actor de sagas juveniles. Por el tipo de papel que enfrentará en The Lighthouse y por el duelo con Dafoe, que seguramente lo llevará al límite, ésta es la oportunidad de Pattinson para colocarse en la meca de la actuación y eliminar cualquier duda acerca de su notable talento.

¡Octubre, llega ya!

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores