Un vistazo al Cine de Terror Chileno

Si bien el cine de terror llegó a Chile algo tarde, cuenta con buenas películas con pincelazos que van desde lo violento hasta lo fantástico. El cineasta Jorge Olguín es considerado uno de los pioneros en el género ahí en Chile, su ópera prima Ángel Negro del año 2000, es vista como una de las primeras cintas de terror en ese país. Gracias a que llegó al festival de Sitges, es que Olguín y su visión llegó a nivel internacional.

Te puede interesar: Tres Giallos para maratonear

Tomando en cuenta que hablamos de que el año 2000 es el inicio del cine de terror chileno, hablamos de que es una trayectoria corta pero que ha dejado cintas valiosas en el género.

Aquí les compartimos tres películas para ver un fin de semana.

SANGRE ETERNA (2002)

Esta cinta de Jorge Olguín muestra una mezcla de la cultura vampírica con toques góticos, dándonos una película similar a The Lost Boys (Dir. Joel Shumacher, 1987), que para quienes gusten de este tipo de cintas, de vampiros, podría entrar entre sus favoritas.

BABY SHOWER (2011)

Dirigida por Pablo Illanes, quien ha trabajado principalmente en televisión con series como Alguien te mira y ¿Dónde está Elisa?, se adentra en el cine en 2011 con esta cinta del tipo slasher, la cual sorprende bastante al presentarnos una disyuntiva de amor-odio entre un grupo de amigas.

EN LAS AFUERAS DE LA CIUDAD (2012)

El cine de  Patricio Valladares, es más violento algo como el estilo de Tarantino. Valladares si bien tiene otros filmes como Toro Loco (2015) o Dirty Love (2009), con esta cinta es con la que se inicia en el cine más comercial.

En ella aborda una historia real sobre una violación, su estilo aquí es más del torture porn, incluso pese a su extrema violencia, fue sumamente aplaudida en diversos festivales y es con este filme con el que llega a Estados Unidos, justo para hacer su propio remake.

Por Dany Boo

Síguenos en: @Filmadores