Cómo escribir el guion de tu corto sin morir en el intento

Cómo escribir el guion de tu corto sin morir en el intento

 

Es muy común que las personas armen su primer cortometraje sin tener un guion. Y no está mal pues, como diría Guillermo del Toro, el fracaso es el mejor instrumento de aprendizaje. Aventurarse a grabar sin libreto provocará bastantes problemas en el camino y eso llevará a entender la importancia de plasmar las ideas en papel antes de comenzar el rodaje.

Te puede interesar: Robert McKee y Syd Field, los gurús del guion

Y por supuesto, ahí dará inicio una nueva travesía: aprender a escribir un guion cinematográfico. Se echaran a perder muchas líneas pero, poco a poco, las cosas irán fluyendo. De la misma manera que antes: a prueba y error.

Sin embargo, ¿qué les parecería si les digo que pueden saltarse ese bache en el camino? No es necesario darse de topes y equivocarse una y otra vez si uno adquiere las herramientas necesarias antes de poner las manos a la obra.

Por ello, en Filmadores se llevó a cabo, en junio del año en curso, la primera edición del Festival de Guion en Línea #InvasiónDeGuionistas. Un espacio que reunió a distintos escritores, con varios años de trayectoria en el séptimo arte, que platicaron acerca de su experiencia y detallaron algunas estrategias para llevar a buen puerto un libreto cinematográfico.

Una de las mesas de diálogo que tuvieron lugar en el marco del festival estuvo dedicada, específicamente, al guion de cortometraje. Paula Hopf, directora y guionista egresada del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), y Luis Mariano García, también director y guionista, egresado del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC), fueron los encargados de transmitir su conocimiento, tanto académico como empírico, a nuestros seguidores.

No hace falta más que echarse un clavado en la interesante conversación que entablaron para adquirir ciertas nociones básicas para escribir un guion de cortometraje y llevarlas a la práctica en esos proyectos que apenas inician.

Esto puede servirles, como antes mencioné, para hacer más amable su primera experiencia con el rodaje de un corto. Espero que les sirva y que lo disfruten. Nos leemos pronto.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Proyecto FILMO lanza convocatoria para guionistas

Proyecto FILMO lanza convocatoria para guionistas

 

 

Recientemente se llevó a cabo el Festival Internacional de Cine de Monterrey (FIC Monterrey), mismo que concluyó el 23 de agosto del 2019. Sin embargo, los organizadores decidieron continuar sumando esfuerzos para el fomento y desarrollo de proyectos audiovisuales en el país.

Te puede interesar: Verbo mata carita: el formato del guion

Así que lanzaron la primera convocatoria de Proyecto FILMO, una competencia de guiones de largometraje que pretende impulsar la escritura y reescritura de libretos cinematográficos de largo aliento.

El guion que resulte vencedor tendrá acceso a algunas sesiones de asesoramiento con un profesional de la disciplina. Lo interesante es que no habrá lineamientos que delimiten el tipo de tratamiento que se necesita: este asunto habrá de resolverse de manera personal entre el asesor y el ganador. Ya sea que se tenga que pulir el formato, los diálogos, la estructura, etc.

Las bases para formar parte de la primera edición de Proyecto FILMO son las siguientes:

  1. Únicamente podrán participar guiones de largometrajes de ficción de realizadores mexicanos o residentes permanentes en México que cuenten con al menos un PRIMER TRATAMIENTO del proyecto y no hayan participado en ningún festival o encuentro cinematográfico nacional previo al lanzamiento de la convocatoria.
  2. El guion deberá tener una extensión mínima de 70 páginas y máxima de 130.
  3. Los trabajos podrán inscribirse a partir del conocimiento de la convocatoria y hasta el 07 de Octubre.
  4. La participación en Proyecto FILMO NO TIENE COSTO.
  5. Los proyectos deberán enviarse a la dirección de correo electrónico oficial del FIC Monterrey: info@monterreyfilmfestival.com
  6. Con el fin de identificar los documentos e información, cada archivo deberá identificarse de acuerdo a la siguiente nomenclatura: nombre del requisito, guion bajo y título del proyecto .
    Por ejemplo: 
    Sinopsis_Libertad.pdf
  7.  Los requisitos son los siguientes (deberá ser proporcionado un PDF por cada uno de los incisos de documentación aquí solicitados):
    • Información del proyecto: Título del proyecto, nombre de los autores, género literario (terror, comedia, drama, etc.), premisa (1 a 2 líneas), descripción del proyecto (10 líneas máximo),  sinopsis breve (media cuartilla máximo), objetivos y metas del proyecto.
    • Currículo y/o filmografía del autor o autores.
    • Identificación oficial del autor o autores vigente y con forma visible. Por ejemplo Pasaporte o I.F.E / I.N.E.
    • Sinopsis Larga (5 cuartillas máximo).
    • Ruta crítica, tomando en cuenta que la asesoría comenzaría a partir de NOVIEMBRE y se podrá tener máximo 02 sesiones. Entre sesión deberá de incluir la planificación de elementos tales como: re-escritura de argumento o tratamiento, desarrollo de personajes, tramas y subtramas, entre otros datos que crean necesarios para el proceso del proyecto.
    • Guion de largometraje en al menos un primer tratamiento y en idioma español. Si el guion tiene diálogos en otro idioma, es necesario incluir la traducción correspondiente.
    • Certificado de registro del proyecto ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR). En caso de que el proyecto se encuentre en trámite, presentar la constancia de trámite. En caso de ser una adaptación, deberá de informarse de esta condición y exponer prueba fehaciente de que cuenta con el consentimiento legal del autor, en su caso, manifestación de que el original pertenece al dominio público.
  8. La presentación y diseño de los documentos requeridos es libre, con excepción del guion, el cual deberá estar escrito en formato profesional.

 

FECHAS

  • Cierre de convocatoria: 07 de Octubre del 2019.
  • Anuncio de los ganadores: 18 de Octubre del 2019.
  • Sesiones de trabajo entre ganador(a) y asesor(a): Noviembre 2019 a Mayo 2020.

En caso de tener dudas o comentarios acerca de Proyecto FILMO, no dudes en contactar directamente a los patriotas del Festival Internacional de Cine de Monterrey. ¡Que las musas del guion te acompañen! ¡Mucha suerte, estimado guionista!

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Hitchcock, Rear Window y link para descargar el guion de la película

Hitchcock, Rear Window y link para descargar el guion de la película

 

“El maestro del suspenso”, le apodan propios y extraños. Aunque parece que convendría llamarle “el maestro del cine”, así nomás. Y es que Alfred Hitchcock no sólo era un gran conocedor de un género cinematográfico particular; sino del arte audiovisual en general.

Te puede interesar: El gran Buster, documental sobre la vida de Buster Keaton

Teorizaba y reflexionaba acerca de cualquier técnica o recurso del séptimo arte y, además, era capaz de llevar estos principios a la práctica.

Este cúmulo de conocimiento y la curiosidad por aplicar el mismo en cada cinta, hace que la filmografía de Hitchcock sea un testimonio que podría considerarse, de cierto modo, didáctico.

Autores como Quentin Tarantino, Tim Burton, Cristopher Nolan, entre otros, tienen un estilo muy bien definido que puede ser reconocido en cada uno de sus filmes. En este sentido, parece que siempre realizan la misma película.

Con Hitchcock sucede algo distinto. Cada una de sus películas es radicalmente opuesta, técnicamente, a la anterior. Nunca filmaba la misma obra. De allí parte su riqueza y el valor de estudiarlo siempre.

OJO: no digo que Tarantino o Burton o Nolan, etc., sean autores menores. No emito un juicio de valor. Sólo intento resaltar que hay autores cinematográficos que se guían por un estilo particular; y otros, como Hitchcock, que prefieren experimentarlo todo.

Este múltiple uso de técnicas podría llevar a cualquiera directamente hacia el fracaso. Pero Alfred Hitchcock dominó esta práctica y se consolidó como “el hombre nacido para filmar”.

Una de sus obras más famosas es Rear Window (La Ventana Indiscreta, 1954), adaptación del relato homónimo de Cornell Woolrich. El libreto de la misma fue escrito por John Michael Hayes.

Narra la historia de un hombre postrado en una silla de ruedas que dedica su tiempo a espiar a los vecinos por la ventana. Lo bueno llega cuando cree descubrir que uno de ellos ha cometido un asesinato.

Hitchcock llevó el relato al extremo del minimalismo. Apenas si deja ver algunos elementos que aparecen en el guion, como si buscara ocultarlos. Esto transforma al espectador en una especie de fisgón que busca cuadrar las piezas por su parte. Como si él mismo fuera el personaje en silla de ruedas. Es tan extraño como fascinante.

Recientemente me topé con el guion técnico de la obra y descubrí cómo fue diseñado cada plano desde el papel. Les voy a dejar el link aquí para que lo descarguen y se metan de lleno en esta película y en la genialidad hitchcockiana.

Y espero traerles, más adelante, otra obra del director, para que la revisen y constaten lo que al inicio mencioné: Hitchcock es un realizador vigente y pueden recurrir a él para cualquier asunto relacionado con el cine. Su obra es tan variada como pedagógica, si se me permite usar la palabra.

¡Nos leemos pronto!

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee el guion de Lost in Translation

Descarga y lee el guion de Lost in Translation

 

 

“El mejor beso es el que no se da”, dice Ayala Blanco, citando a algún gran autor cinematográfico. No recuerdo quién era: si ustedes lo saben, dejen su nombre en los comentarios. Utilizaba la frase como una regla básica para mantener la tensión en una escena, o bien, en una obra completa.

Te puede interesar: Consejos de Cine, por Guillermo del Toro

Y qué mejor ejemplo para ilustrar esta idea que Lost in Translation (2003), la cinta escrita y dirigida por Sofia Coppola. Es la historia de un amor pasajero que nunca da un salto carnal. Aunque la atracción y el cariño entre los personajes principales salta a la vista, nunca los vemos mantener contacto físico: ni un abrazo, un apretón de manos, mucho menos un beso.

Esto genera tensión. Hace que el espectador se mantenga alerta todo el tiempo, expectante del momento en el que, al fin, ellos decidan acercarse. Durante toda la película observamos a Bill Murray y Scarlett Johansson derretirse entre miradas y gestos de cariño, pero nunca dan el salto.

Esta cuestión se extiende hasta el final de la película, cuando se abrazan y uno no puede hacer otra cosa más que morir de amor: ya se ha roto la tensión y es momento de ponerle fin a la historia.

Sí, ya sé que después se besan, pero el primer contacto que quiebra el hilo que los separaba es un abrazo profundísimo.

Esta historia le valió a Sofia Coppola el premio Óscar a Mejor Guion Original en el 2004. Y era de esperarse, pues hizo de un relato muy simple una película entrañable. Y lo logra gracias a la regla básica que mencionaba Ayala Blanco.

Así que ya saben, es importane alargar el momento para generar tensión en cualquier tipo de situación, “el beso que no se da” es sólo una metáfora. En realidad, los personajes intentan alcanzar cosas distintas siempre y, mientras más se alargue el momento para que lo consigan, mayor será la tensión generada en el espectador (todo con medida).

Para concluir, les dejo aquí el link para que descarguen el guion de Lost in Translation y observen cómo le entró Sofia Coppola al asunto tratado en estas líneas.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee uno de los guiones de Dr. House

Descarga y lee uno de los guiones de Dr. House

 

El sarcasmo llevado al extremo en una serie de televisión que se ganó a los espectadores precisamente por su incorrección política. Me refiero a Dr. House, una de las producciones más exitosas de todos los tiempos.

Durante 8 temporadas mantuvo la frescura de su personaje principal, interpretado por el encantador ojiazul Hugh Laurie, y la comedia ácida de cada episodio nunca perdió vigencia.

Te puede interesar: Mira en línea todos los capítulos de Los Cuentos de la Calle Broca

Dr. House no sólo marcó una época en la televisión, sino que sentó una nueva fórmula de éxito para las producciones episódicas. Al inició se basó en la repetición: presentar extraños casos médicos que Gregory House conseguía resolver luego de pasar por investigaciones exhaustivas, tanto clínicas como sociales –allanar el hogar de los pacientes, hacerlos confesar la pila de mentiras que habían acumulado por años, etc.–.

De esta manera, los espectadores se acostumbraron a cada uno de los personajes y se adaptaron a las relaciones que se desenvolvían entre ellos.

Posteriormente, la situación cambió: los casos médicos perdieron relevancia y el foco de atención se centró en los conflictos personales de los médicos. Por ejemplo: la 5ª temporada, la cumbre de la serie, se basa en un solo caso médico. A partir de ahí, se revisan los conflictos en las relaciones interpersonales entre Gregory House, su explotado equipo y, por supuesto, Wilson.

Este tipo de estructura se retomó después en infinidad de series. Me viene a la mente Grey’s Anatomy o The Walking Dead. En el segundo caso, por ejemplo, todo inicia con la repetición: defenderse de los zombies para sobrevivir. Cada capítulo es igual, pero provoca que identifiquemos a cada personaje y sus características: si es valiente, si es cobarde, si es mentiroso, etc. Una vez que estamos en el mood necesario, los zombies pasan a segundo plano y es hora de descubrir los conflictos entre personajes. Ya después la serie se volvió asquerosa, a causa de la necedad de extenderla hasta el cansancio, pero eso es otro tema.

Así que Dr. House no sólo entregó a uno de los mejores protagonistas en la historia de la televisión, sino que marcó el camino que las series seguirían en el futuro.

El genio detrás de todo esto es el canadiense David Shore, creador del mundo de Gregory House. Recientemente revisé uno de los guiones que escribió para la serie y resulta que me encontré con asuntos muy interesantes. Más allá de generar una historia que atraparía a cualquiera, Shore parece tener muy claro lo que se necesita para una producción televisiva.

Por ejemplo, ¿recuerdan esos momentos en los que vemos el hospital de Princeton desde lo alto y después saltamos a la acción dentro del edificio? Eso está escrito en el guion; es parte del ambiente que el autor quiere crear; es parte de la repetición necesaria para que el contenido sea indeleble en la mente del espectador.

Así como el intro de cualquier serie se queda plasmado en la memoria, estos guiños también son indelebles y uno ni siquiera se da cuenta. Mensajes subliminales (casi publicitarios) para atrapar al televidente y traerlo de vuelta al asunto: probablemente después de los cortes comerciales.

Un fragmento como el descrito es el siguiente:

 

Pero bueno, para no hacerles el cuento largo, les dejo el guion del tercer capítulo de la primera temporada aquí.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee el guion piloto de Mr. Robot

Descarga y lee el guion piloto de Mr. Robot

 

Al inicio del piloto de Mr. Robot, el protagonista (Rami Malek) rompe la cuarta pared y le habla al espectador. Le dice que es su amigo imaginario. Recordé eso y pensé que algo así sucede cuando escribo un artículo: no sé quién está leyendo pero yo le hablo con naturalidad, como si lo conociera.

Te puede interesar: 39 películas que todo cineasta debe conocer, por Martin Scorsese

Uno debe inventarse a un receptor para no volverse loco. Porque al final no estoy escribiendo un diario, sino un montón de líneas que esperan ser leídas por ti, amigo imaginario.

Esto de romper la cuarta pared es una herencia del teatro. Supone quebrar los límites entre ficción y realidad para incluir al público en el mundo representado en una obra dramática.

En Mr. Robot se utiliza este recurso para que el espectador se vuelva parte de la conciencia de Elliot, el personaje principal. Y funciona bien en un mundo esquizofrénico como el de esta serie.

El genio detrás de esta producción de TV es Sam Esmail, guionista y director de la misma, quien además de usar el recurso mencionado logró crear una de las mejores historias de la televisión.

No quiero entrar en detalles porque cualquier spóiler sería catastrófico. Si ya la viste, sabes de lo que hablo; si no, corre a buscarla, no te arrepentirás (¡qué envidia!, me gustaría volver a experimentar la primera impresión que tuve cuando la conocí).

Mr. Robot pronto llegará a su final, se espera que a finales del 2019 se estrene la cuarta y última temporada, que constará de 12 capítulos. Así que, antes de llegar al ocaso, quisiera mirar atrás y recordar cómo empezó todo.

El piloto se estrenó en el 2015. Es un episodio larguísimo que nos presenta a Elliot y los bifurcados laberintos de su mente. Todo este universo comenzó en papel, cuando Sam Esmail escribió el libreto del capítulo. Aquí dejaré el enlace para que descargues el guion y seas testigo de la génesis de esta fascinante serie.

 

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

 


Descarga y lee el guion de Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos

Descarga y lee el guion de Eterno Resplandor de una Mente sin Recuerdos

 

Charlie Kaufman es un rockstar del guion. Se ha convertido en una voz autorizada para todo aquel que quiere aprender los trucos y estrategias para escribir historias y libretos exitosos. Sin importar qué tan mafufa sea la idea.

Te puede interesar: Descarga y lee el guion de Scarface

En 1999 fue nominado en los premios Óscar a Mejor Guion Original por el libreto de Being John Malkovich, cinta dirigida por Spike Jonze, y desde entonces se enfiló hacia la meca de la disciplina. Sus conferencias y clases magistrales son una referencia obligada para cualquier guionista, pues Kaufman parece tener la claridad precisa para entrarle a las necesidades de las audiencias de nuestro tiempo.

Muestra de ello es el guion que consolidó su carrera y lo llevó, ahora sí, a obtener el preciado Óscar que se le había negado. Me refiero al libreto de Eternal Sunshine of the Spotless Mind  (2004).

Y es que la película se ganó a la crítica y al público en general. En parte, claro, por el poderoso elenco elegido por Michael Gondry (Jim Carrey, Kate Winslet, Kirsten Dunst, etc.); pero, sobre todo, por el jugoso drama que se desarrolla en la historia.

Un tipo decide borrar de su memoria a su última pareja. En el proceso, nos vamos enterando de lo que pasaba en su relación. Como era de esperarse, todo comenzó muy bonito y poco a poco se convirtió en una experiencia tóxica.

La operación para borrar sus recuerdos es exitosa, pero en el transcurso descubrimos subtramas que tienen que ver con negligencias de parte del equipo quitamemorias (un tipo se aprovecha de la situación y de los recuerdos para conquistar pacientes; arman una peda encima de los mismos, etc.); y una relación entre el jefazo del equipo y una de las empleadas que, en su momento, también fue borrada.

El desenlace es fatídico en todos los casos. No les voy a spoilear eso, ya sería demasiado (sorry not sorry).

El asunto es que todo este caos está perfectamente estructurado en el guion de Kaufman. ¿Cómo lo hace? Para descubrirlo hay que echarse un clavado en el propio libreto. Me complace dejarles el link AQUÍ.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Video: ¿Qué hace un Productor Cinematográfico?

Video: ¿Qué hace un Productor Cinematográfico?

 

Una de las labores más demandantes en el proceso de realización de una película es la del Productor. Y es que, generalmente, hay una persona para cada una de las tareas que deben llevarse a cabo. Es decir, el escritor escribe el guion; el camarógrafo se mata heroicamente sosteniendo la cámara en cualquier situación; los actores encarnan a personas ficticias; etc.

Te puede interesar: Qué es la Regla de los Tercios y con qué se come

Pero el Productor tiene que ver en todo. Tiene que coordinar todos los elementos y a todas las personas para que el proyecto salga a flote y se realice correctamente. Sin el trabajo del Productor el caos se apoderaría del set y el cine no sería lo mismo.

Un Productor Cinematográfico tiene ingerencia en cada una de las etapas que intervienen en la realización de un filme. En esta ocasión me voy a enfocar en contarles un poquito acerca de dos de sus tareas principales: conseguir el financiamiento para rodar la película y llevar a cabo la planeación del rodaje.

Para obtener recursos económicos, el Productor tiene dos opciones: buscar inversionistas privados o concursar por recursos públicos. En el caso de la inversión privada, se necesita armar un pitch (o presentación) muy bien estructurado que logre convencer a la(s) persona(s) de apostar por el proyecto y financiarlo.

En tanto, si esto no funciona, el Productor debe buscar financiamiento público. Existen distintas alternativas para esto: El EFICINE 189, el FOPROCINE y el FIDECINE, que son fondos destinados a la realización cinematográfica. En el primer caso, por ejemplo, estamos ante un programa dedicado a financiar (en parte) proyectos cinematográficos de ficción, animación o documentales.

La cosa funciona así: es un estímulo fiscal para los contribuyentes. Básicamente aportas dinero en efectivo para el financiamiento de largometrajes que después puedes deducir del ISR.

Entonces, el Productor cinematográfico inscribe el proyecto y espera obtener los recursos. No es asunto sencillo: hay que preparar un presupuesto total estimado para la realización de la película, justificar cada uno de los gastos que se realizarán en caso de adquirir el apoyo, etc.

Una vez que el Productor, al fin, consigue el dinero necesario, hay que empezar a planear el rodaje. Y otra vez, esto recae sobre sus hombros. Debe analizar el guion de la película a fondo con el fin de identificar, inventariar, clasificar, todos los elementos necesarios para llevar a cabo cada escena.

Por ejemplo, si en el guion intervienen diez locaciones distintas, sería una locura desplazarse todo el tiempo entre una y otra. Por ello, el Productor se asegura de disponer todo lo necesario para que se graben, primero, todas las escenas de una locación específica (no sigue el orden cronológico del guion); luego las de otra locación; y así en lo sucesivo.

Y sí, organizar cada día de rodaje implica coordinar la llegada del crew y de los actores necesarios, tener a la mano los props que se utilizarán (sillas, armas, autos, o demás utilería), tener la locación disponible, etc.

Creo que nunca había escrito tantas veces la palabra “todo”. Pero esto es así: el Productor se encarga de todo; desde el financiamiento hasta la planeación de cada etapa del rodaje.

https://youtu.be/L23m-Y3zX70

Bueno, esto ha sido sólo una introducción al mundo de los productores cinematográficos. Espero haber generado más respuestas que dudas.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Convocatoria para Guion de Género Cinematográfico

Convocatoria para Guion de Género Cinematográfico

 

Siempre pasa: tienes una idea genial para desarrollar una historia; escribes el guion que te queda muy chingón; se lo cuentas al mundo y todos te dicen que sería un gran éxito… Y ya. Luego viene otra idea genial, otro guion, etc. Es un ciclo tóxico como el que tienes con tu ex. El caso es que todas las buenas ideas se van enlatando en la bodega del olvido, igual que las buenas relaciones destructivas (¡ay! :()

Te puede interesar: Convocatoria abierta para cortometrajes mexicanos: Violencia y Medio Ambiente

Es bien difícil llevar a cabo un libreto cinematográfico y moverlo para ver si alguna casa productora apuesta por éste. Ya sea por desconocimiento del medio, por miedo al rechazo (no es broma, es un sentimiento muy cabrón) o por las razones que sean.

Pero, ¿qué pasaría si pudieras vender ese guion, por una muy buena cantidad de dinero, y después tuvieras la posibilidad de ver tu historia en la pantalla grande? Algo así ocurre con la convocatoria del Concurso Nacional de Guion de Género Cinematográfico, organizado por los patriotas de Videocine.

El asunto es el siguiente. Inscribes tu guion de largometraje (mínimo 80 cuartillas y máximo 120), el cual debe ser de alguno de estos géneros: Comedia, Terror, Comedia Romántica, Drama, Dramedy; esperas la dictaminación del Jurado; y en caso de resultar ganador(a) te llevas nada menos que $400’000 mxn. Luego, probablemente, Videocine produzca material con tu hermoso guion.

 

Las bases del Concurso son las siguientes:

-Para enviar tu trabajo debes registrarte en la página www.sebuscaguionista.com

-Una vez completado el registro, deberás enviar tu guion al domicilio de Videocine, ubicado en: Calle Benito Juárez No. 7 Col. Del Carmen Delegación Coyoacán C.P. 04100, Ciudad de México -Podrá participar cualquier residente de México o el extranjero, siempre que sea mayor de 18 años. 

-El cierre de convocatoria será el 19 de julio del 2019

-El guion deberá estar escrito, de manera íntegra, en español.

-Sólo habrá un ganador, cuyo premio será la celebración de un contrato de cesión de derechos patrimoniales sobre su guion en favor de Videocine, a cambio de una contraprestación por la cantidad de $400,000.00 (Cuatrocientos Mil Pesos 00/100 M.N.). 

 

Para conocer todos los detalles y aclarar cualquier tipo de duda acerca del Concurso Nacional de Guion de Género Cinematográfico, recuerda contactar directamente a los organizadores del mismo.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


¿Cuánto gana un guionista en México?

¿Cuánto gana un Guionista en México?

 

La pregunta incómoda, el cuestionamiento chingaquedito, el incisivo comentario de “¿Y de qué vas a vivir?” es uno de los peores males de cualquier artista. Porque a final de cuentas lo que va implícito en estas palabras es el desdén por la práctica del arte.

Te puede interesar: VIDEO: Todo lo que debes saber para escribir una Serie de TV

En el mundo del cine, sobre todo en países como México, que no tiene una industria cinematográfica consolidada (ni en vías de consolidarse), la incomodidad que produce el rechazo al arte es aún mayor.

Ser cineasta en México es una joda. Los bajos presupuestos, sumados al desinterés de los distribuidores por abrir espacios en carteleras para cine nacional, producen incertidumbre, desconcierto, y terminan por echar abajo la motivación de los artistas audiovisuales.

Pero no hay que apartar la mirada y dejarse vencer así como así. Lo que se puede hacer, desde la comunidad cinematográfica, es buscar soluciones al conflicto; exigir la apertura de espacios para producciones nacionales; abrir foros de debate para plantear todas estas situaciones y generar las bases necesarias para hacerle frente a las condiciones actuales.

Precisamente, algo como esto último sucedió en la primera edición del Festival de Guion En Línea #InvasiónDeGuionistas, donde el equipo de Filmadores logró reunir a distintos escritores que platicaron acerca de su experiencia en el ámbito cinematográfico y echaron luces sobre el panorama que le espera a aquellos que buscan dedicar su vida al séptimo arte.

Les voy a dejar una de estas mesas en donde se habló de cuestiones como la paga que recibe un guionista por su trabajo; los asuntos en donde se debe poner especial atención a la hora de firmar un contrato para escribir un libreto; entre otros temas.

Como dije antes, abrir este tipo de espacios es importante para visibilizar los conflictos y buscarles soluciones; pero también para mostrarle al público ajeno a las disciplinas que intervienen en la realización cinematográfica que escribir un libreto, tomar una cámara, o iluminar un set son trabajos pagados que, además, provocan grandes satisfacciones (en la mayoría de los casos).

Así que ya basta con su preguntita. Sí, la situación es difícil, pero si no van a proponer algo o a ofrecer ayuda, quédense con su “¿Y de qué vas a vivir?”. Nadie lo necesita.

Bueno, lo prometido es deuda, va el video. No olviden seguirnos en YouTube, se pone bien bueno.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores