WANDAVISION: Así se hace la nueva “televisión”

por Filmadores

Hola, queridos FILMADORES del mundo, yo soy Galo Sotres (yo sé que no les importa) y hoy voy a hablarles acerca de todas las cosas que podemos aprender de la serie que está rompiendo esquemas de DISNEY+, WANDAVISION.  

Pero primero, un poco de contexto (sin spoilers) 

Wandavision es la primera serie oficial de canon ordenada directamente por el mandamás de Marvel Studios, Kevin Feige y, antes de que me pongan erizos, Marvel Agents Of Shield, la desastrosa Inhumas, Agent Carter y Runaways no son canon oficial del UCM (universo cinematográfico de Marvel), porque si bien, Kevin no ha negado a sus hijos no deseados, tampoco es como que los haya aceptado e incluso involucrado en proyectos más grandes. Si acaso podemos mencionar las colaboraciones con Netflix como algo más cercano al canon – sobre todo por los rumores de la aparición de Man Murdock en la nueva película de Spiderman – pero pues como eso aún no está confirmado, mantengámonos con la afirmación del principio.  

Ahora bien, Wandavision podría decirse que es el primer paso de la fase 4 del MCU, es decir, esta es la primera piedra de la nueva saga de la casa de las ideas que nos tendrá teorizando y soñando durante otros 10 años, así como lo hicieron las primeras tres fases en la saga del infinito (la de Thanos, pa los cuates).  

Podría seguir con el contexto pero este artículo no se trata de la explicación de los planes de Marvel y para entenderlo, solo tienen que saber lo siguiente:  

– Wandavision es “lo que sigue” después de Avengers: End Game (de hecho está situada temporalmente antes que Spiderman: Far from home) 

– Para entenderle, sí NECESITAN ver por lo menos Avengers: Age of Ultron, Civil War, Infinity War y End Game.  

– Está en Disney+ 

Fin del contexto ¡YAY!, ahora así, vámonos a lo interesante… 

Hace poco, Martin Scorsese, publicó un ensayo en donde hablaba de la diferencia entre el CINE y el CONTENIDO. Y de cómo el cine estaba siendo sistemáticamente devaluado, marginado, degradado y muchos verbos que terminan en “dado” para terminar siendo un contenido de consumo.  

“Ahora, ‘contenido’ se ha convertido en un término comercial que incluye todas las imágenes en movimiento: una película de David Lean, un video de gatos, un anuncio de la Super Bowl, una secuela de superhéroes, un episodio de una serie…” – Martin Scorsese 

Y sí, en cierta forma suena contradictorio porque gracias a estas plataformas Martin pudo filmar “The Irishman”, pero también le tengo que dar la razón en que antes, el cine era una experiencia de descubrimiento artística. Era como ir a un museo y apreciar las diferentes obras que te encontrabas y, ahora, los algoritmos te sugieren que ver y te vuelves sordo a todas las demás voces que existen.  

Y seguramente se estarán preguntando ¿esto qué tiene que ver?  

Y yo les contestaré: todo y nada. Todo porque sí, entiendo que hay mucho contenido basura en “el internet”, pero también se pueden encontrar joyas maravillosas como WANDAVISION en la que un estudio no escatima en efectos especiales y recursos narrativos para entregarnos una historia tan conmovedora y digna del cine, pero en formato “PLATAFORMA”. También es nada porque el CINE sí es contenido porque es entretenimiento, pero también es ARTE porque a través del mismo, sientes y descubres nuevas formas de ver la vida.  

Después de hacerme bolas el engrudo, creo que he puesto todos los puntos para por fin conectarlos de la siguiente forma:  

Sí existe una manera de seguir haciendo contenido igual de relevante que el cine y, al mismo tiempo, que entretenga; Sí existe una forma de hacer bien las cosas en esta época del contenido “desechable” y de la invasión de las plataformas; pero sobre todo, sí existe una forma de seguir contando historias originales y arriesgadas en un mundo dónde se supone que hemos visto todo.  

De alguna manera Marvel lo volvió a hacer, después de 13 años de la creación del UCM, nos vuelve a enamorar de personajes que ya existen, nos cuenta una historia original (de esas que pensamos que ya se les habían acabado) y se arriesga con un formato narrativo muy al estilo de la dimensión desconocida.  

En conclusión, el contenido efímero NUNCA le va a ganar a las historias bien escritas. Aunque al principio parezca que sí, solo los buenos guiones resisten los avances tecnológicos y las inclemencias del tiempo, porque son los que nos hacen sentir y los sentimientos sí duran para siempre.  

Sígueme:
Galo Sotres

WhatsApp ¿En qué te puedo ayudar?