Aprende los tipos de Planos que existen (Parte 1)

Aprende los tipos de Planos que existen (Parte 1)

Un guion cinematográfico está dividido en escenas. Cada una de éstas narra cierto tipo de acciones que ocurren en un espacio y tiempo determinados. A su vez, las escenas están divididas en planos que, básicamente, son aquellas imágenes acotadas entre un corte y otro.

Te puede interesar: 4 libros básicos para aprender cine

Imaginemos que la escena cuenta lo siguiente: los Avengers intentan levantar el martillo de Thor. Para llevar esto a la pantalla, podríamos utilizar un plano en donde se vea el mentado martillo; hacemos un corte y grabamos otro del rostro burlón de Thor; corte de nuevo y filmamos un montón de planos en donde veamos a cada Vengador fallando en su intento.

Es sólo una posibilidad, pero cada quién podría idear una forma distinta de llevar a buen puerto la escena que quiere retratarse. Posteriormente, a la hora del montaje, uniremos los planos y le daremos coherencia a cada una de las imágenes que grabamos.

Bien, ahora, es importante mencionar que hay ciertas normas y códigos que sirven de apoyo para darle sentido a una imagen, ya sea fija o en movimiento. Estas reglas tienen que ver con la posición de la cámara (horizontal (encuadre) o con cierto grado de angulación) y la distancia entre ésta y el objetivo:.

En esta ocasión, nos ocuparemos de algunos tipos de planos horizontales que te servirán para realizar cualquier producción.

    1. Plano General (Long Shot):

Ofrece una mirada general del espacio en el que ocurre una acción. La cámara se centra no sólo en el personaje, que debe aparecer de cuerpo entero, sino también en el ambiente que lo rodea. Este tipo de plano es utilizado, comúnmente, cuando se quiere mostrar un paisaje o cualquier espacio abierto.

     2. Plano Medio (Medium Shot):

Aquí se muestra el cuerpo del personaje de la cintura a la cabeza. Se utiliza para darle mayor relevancia al mismo y a su lenguaje corporal. Como en este plano de Los Juegos del Hambre:

       3. Primer Plano (Close Up):

Este plano es básicamente un retrato. Nos muestra las expresiones faciales del personaje y nos permite conocer a profundidad las características de su rostro. La distancia ideal debe ser aquella que muestre al objetivo de la clavícula hasta el tope de su cabeza. Aquí dejo el póster de Her (2013) para ilustrarlo, pero bien podríamos utilizarlo para el plano del rostro de Thor que mencioné al principio del texto, ¿no?.

     4. Primerísimo Primer Plano (Big Close Up):

En este caso, el rostro llena la pantalla de la barbilla hasta la frente. Es un plano mucho más arriesgado y se utiliza, generalmente, para exacerbar los gestos de un personaje.

      5. Plano Detalle (Extreme Close Up):

Este plano muestra una característica específica del objetivo: un ojo, una oreja… Es un plano muy cerrado que pretende darle relevancia a la parte que retrata. Lo he visto muchísimas veces en escenas de Tarantino.

       6. Plano Americano:

Se muestra al personaje de las rodillas hasta la cabeza. Se utiliza, principalmente, en escenas de peleas. Se le conoce como “americano” por el uso constante del mismo en los westerns gringos.

Existen muchas otras alternativas cuando se trata de planos, pero esta primera parte concluye aquí. Pronto seguiremos con este recorrido para darle a todas las otras variantes de planos horizontales y entrarle de lleno al tipo de angulación. Nos vemos en la versión 2.0.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores

 

 


VIDEO: ¿Qué hace un director de cine?

VIDEO: ¿Qué hace un director de cine?

Es muy común que cuando decidimos dedicarnos a hacer cine nuestro primer instinto nos lleve a decir: "Quiero ser director", pero si somos honestos, muy pocos saben lo que realmente hace un director de cine.

Te puede interesar: Si quieres ser director de cine déjate de pendejadas y ponte a grabar.

¿Qué hace un director de cine?

Esa es la pregunta del millón de dólares, este puesto es muy difícil de definir ya que si lo analizamos un poco, nos damos cuenta que los directores no tienen un instrumento el cual manipular, es decir, no utilizan una cámara como el cinefotógrafo o un micrófono como el sonidista.

Sin embargo, al final de la velada los directores de cine son los que se llevan las palmas, son los que reciben el reconocimiento por una película que en su mayoría de las veces ni siquiera escribieron.

¿Por qué?

La respuesta reside en una simple comparación, el trabajo del director de cine es muy similar al del director de una orquesta, si comparamos ambas profesiones nos damos cuenta que el director de orquesta no toca un solo instrumento en todo el concierto y es él o ella, quien recibe todo el crédito.

Esos artistas reciben el crédito porque sus "instrumentos" (en el buen sentido de la palabra) son sus músicos, es decir, así como un violinista es un experto en manipular el violín para sacar los sonidos que desea, un director de orquesta es experto en manipular a esos músicos para obtener los sonidos que busca en su sinfonía.

Es lo mismo con el director de cine, el cineasta se vale de su equipo para llevar a cabo su visión particular sobre una idea, sentimiento o historia y así, dejar su huella en el trabajo final.

Decidimos hacer un video que explica cómo lograr esto para dar un poco de luz sobre las tareas que realiza un director de cine, ojalá te ayude a entender más esta hermosa profesión.

Puedes verlo aquí

 

https://youtu.be/SWAvR-GIdMc

Si te gustó el video suscríbete a este canal pensado para los que aman hacer cine.

Síguenos en: @Filmadores


Si quieres ser director de cine déjate de pendejadas y ponte a grabar.

Si quieres ser director de cine déjate de pendejadas y ponte a grabar.

Muchas personas me hacen la misma pinche pregunta: ¿Cómo puedo convertirme en un director de cine? ¡Puta, si supiera no estaría desesperado buscando trabajo de editor! Pero lo que sí sé es que en algún punto de mi vida voy a lograr mi sueño, quizás me tarde 20 años, o tal vez menos, pero lo que tengo muy claro es que si quiero lograr eso, tengo que dejarme de mamadas y ponerme a jalar.

“Ay, es que si no ganas premios nunca lograrás nada”

Los premios sólo sirven para levantarte el ego, lo sé porque tengo 4 premios y uno lo gané en Orlando, FL. con un cortometraje que hice hace 6 años y, ¿sabes algo? sirven para nada y para una chingada, sólo son pedazos de papel que significan que algún grupo de personas le gustó tu producción, ¿eso te hace mejor que todos? ¡Para nada!

Te puede interesar: Cómo escribir una buena historia y no morir en el intento

Ahora, no vengo a insultarte, vengo a darte el peor consejo que alguien te pueda dar, ponte a chingarle, no porque a tu mamá le haya gustado tu cortometraje significa que eres el director más chingón del mundo, sólo significa que tu mamá le da pena decirte que estás bien pendejo y no le entendió a tu historia.

Si estás leyendo esto significa que tienes algún dispositivo, ya sea una computadora o un celular, así que no tienes excusa para no ponerte a trabajar.

“Mi computadora es muy lenta”

Cuando tenía 15 años editaba con una computadora con 256mb de ram, era Windows XP, ni siquiera tenía tarjeta de video, es más, el disco duro era de 40gb, y cabe mencionar que editaba en Sony Vegas 3, me tardaba años esperando la importación del video ya que tenía una tarjeta RCA bus, era una chinga esperar que cargaran los archivos, pero cuando los veía en digital era genial; de editar usando 2 VHS a poder editar de manera lineal en la computadora era increíble para mi; muchos amigos usaban programas profesionales de edición, cada quien tuvo su introducción de manera diferente, yo era una chico que sólo quería sentirse director de cine y para mí, eso era lo más chingón que podía hacer.

¿Cuál es tu excusa? Tienes una historia, escribe, escribe hasta que te andes cagando y tengas que correr al baño, ¿no to te gusta como va la historia? ¡BÓRRALA! Vuelve a escribir, este texto lo borré más de 8 veces.

Hemingway tiene un excelente consejo: “Escribe ebrio, edita sobrio”. Yo tengo un consejo aún mejor, escribe y edita ebrio, compra una botella de jaggermeister y mantenla siempre cerca de tu computadora, en la noche cuando estoy editando y tengo que terminar los proyectos me tomo varios tragos, me ayudan a concentrarme y a la vez edito de manera más rápida por que no ando pendejando en Facebook.

¿Ya tienes tu historia? Muéstrala a tus amigos, a tus padres, a tus maestros, a tu novia/o a quien sea, pero alguien tiene que decirte si le entendió o si tu historia es una mierda; es más, mándamela a mi, yo la leeré, no te puedo decir con seguridad si te daré una buena crítica porque ni yo entiendo mis propias historias.

Ahora, agarra tu cámara del celular y en lugar de estar tomándote selfies con el equipo de producción (Yo también peco de haberme tomando una foto con una RED) ponte a grabar tu historia, probablemente te quede culerísima pero, ¿sabes algo? Ya la grabaste.

¡Felicidades! Dejaste de ser un puñetas con una historia a un puñetas con un cortometraje.

Por: Blake Zúñiga

Síguenos en: @Filmadores