Descarga y lee el guion de la primera entrega de The Avengers

Descarga y lee el guion de la primera entrega de The Avengers

Frikis, godínez, nerds, chavorrucos, niños… El 26 de abril se unirán en un solo frente para el estreno de la película que, probablemente, pondrá fin a la fase 3 del MCU. Este viernes podremos ver Avengers: Endgame y conoceremos el destino de los héroes que se han ganado el corazón de todos, o casi todos.

Te puede interesar: Descarga el guion de Interstellar y descubre los agujeros negros en la historia

Ha sido un camino difícil: fan theorys (lo peor de todo), spóilers (ojalá que no sean ciertos), semanas de insomnio, tráilers perrones, etc. ¡Tranquilos todos! Es momento de serenarse pues, además de tener el estreno a la vuelta de la esquina, en Filmadores les hemos preparado un regalo para que disfruten el último tramo de espera.

En el 2012, Marvel decidió desarrollar la primera entrega de The Avengers. Joss Whedon fue el encargado de escribir y dirigir la película y, desde entonces, logró que el equipo conformado por Iron Man, Hawkeye, Hulk, Captain America, Black Widow y Thor se consolidara como el favorito de las audiencias, las cifras así lo indican.

Posteriormente, el crew se fortaleció con la llegada de los Guardianes de la Galaxia, Ant-Man, Spiderman y muchos otros como Capitana Marvel, que se unirá a los Vengadores en Endgame, ¡kemosión!

Pero, ¿en qué estaba? ¡Ah, sí! El regalo que les preparamos. Para echarle leña al fuego de la nostalgia y disfrutar aún más de la historia que se viene, les dejaré (redoble de tambores), nada más y nada menos (más redoble de tamborazos alv), el guion escrito por Whedon para la cinta del 2012.

El libreto cinematográfico de The Avengers se disfruta un montón y además ayuda a entender los desafíos de escribir una historia de superhéroes para el cine. En México y Latinoamérica existe una gran pasión por este tipo de relatos y no nos sorprendería que TÚ fueras el próximo Joss Whedon.

Sin más por el momento, Aquiles Vaelguion (suena como nombre de Game of Thrones)

Descárgalo dando click AQUÍ

¿Ya se inscribieron al FESTIVAL DE GUION EN LÍNEA?

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


El Guion: Cine vs. Series de TV

El Guion: Cine vs. Series de TV

El otro día estaba platicando de series de tv con un amigo y me planteó algo parecido a esto: generalmente, el contenido de las series (y el éxito de las mismas) se basa en ofrecer relatos atractivos que enganchen a los espectadores. Decía que en eso hay una gran diferencia con las películas, pues éstas no necesariamente deben narrar algo, sino que pueden componerse de imágenes y sonidos no anecdóticos. Como algunas películas de Gaspar Noé o del cine asiático, principalmente.

Te puede interesar: El Guion vs. Los Adjetivos

Luego me preguntó, ¿cuál es tu serie favorita de todos los tiempos? Le dije que The Sopranos. Me cuestionó: ¿hay alguna imagen muy representativa de la serie? Pensé en Tony Soprano con la psicóloga y en otras, pero realmente ninguna de éstas era parte sustancial de la producción. Y es que, efectivamente, lo que más recuerdo de The Sopranos son las historias de cada capítulo. No hay muchos planos que se hayan grabado en mi memoria.

Las películas y las series son asuntos muy distintos, en todos los sentidos, pero la diferencia principal entre éstas radica en el guion. Mientras que en el libreto de cine se utilizan muchas imágenes simbólicas y se trata de generar un ambiente a través de cada plano, en el guion de series de tv (o plataformas de streaming) lo central son las acciones de los personajes, la interacción entre ellos y sus diálogos. El ejemplo perfecto para esto son las sitcom como The Big Bang Theory o How I Met Your Mother: el mismo espacio, los mismos planos de siempre, pero un gran dinamismo en las conversaciones de los protagonistas y el calor de sus relaciones.

Vuelvo a la plática con mi amigo: una vez que concluímos con el ejercicio socrático que me aplicó, entendí de qué se trataba todo. Él defendía la belleza estética por encima de la narración lineal, ¿me quería convencer de abandonar las series y unirme al lado oscuro? No lo sé, pero pienso que es chido disfrutar de ambas caras de la moneda; siempre que se entienda que no compiten entre sí, sino que cada una tiene sus propios elementos.

Nos vemos en el Festival.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Descarga y lee el guion de El Laberinto del Fauno

Descarga y lee el guion de El Laberinto del Fauno

Guillermo del Toro es un máster en la creación de monstruos. No sólo en la planeación física de los mismos, sino también en la génesis de las motivaciones y características internas (psicológicas) de cada uno de ellos.

Te puede interesar: Descarga y lee el guion de “Roma” por Alfonso Cuarón

Y es que a pesar de llevar al extremo la apariencia de sus monstruos, como en el caso de El Hombre Pálido, aquel personaje con ojos en las manos, los humaniza a tal grado que su aspecto no distrae a los espectadores de aquellos elementos que fundamentan su existencia.

Por ejemplo, este ser extrañísimo que menciono, el “manojos”, es un personaje aprehensivo y celoso, egoísta. Posee un montón de manjares que ni siquiera le interesan. Es apático, se la pasa hibernando, pero no puede soportar que Ofelia tome una uva.

https://www.facebook.com/Filmadores/videos/324385621538620/

Es decir, a pesar de su apariencia exótica AF, estos matices de comportamiento terminan por dotarlo de cercanía, lo hacen humano y, por lo tanto, lo vuelven verosímil. Un monstruo que es algo más que una criatura horrenda.

Sucede lo mismo con otros personajes como Hellboy, el anfibio de La Forma del Agua y el Fauno. Es una constante en el cine de del Toro.

“Desde niño le he sido fiel a los monstruos. Ellos me han salvado y me han absuelto, porque creo que los monstruos son los santos patronos de nuestras bellas imperfecciones y representan la posibilidad de fracasar y vivir”, expresó el director aquella vez que ganó el Golden Globe. Los monstruos representan las imperfecciones humanas, dice.

Ya habrá tiempo para hablar largo y tendido sobre esto. Por ahora, les dejo el guion de El Laberinto del Fauno. Leerlo es un gran ejercicio para descubrir la manera en la que GDT lleva esta pasión por lo fantástico al lenguaje cinematográfico.

Pueden hacerlo dando click AQUÍ

¡Que lo disfruten!

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


El Guion vs. Los Adjetivos

El Guion vs. Los Adjetivos

  • ¿De qué murió?
  • Sobredosis…
  • Le advertí que tuviera cuidado con los adjetivos, nunca quiso escucharme…

Así es. Un guion cinematográfico puede morir por exceso de adjetivos. No, más bien por el uso inapropiado de los mismos.

Un guion es un libreto que conduce las acciones de una producción audiovisual; por ello, en palabras de Guillermo del Toro, todo lo que ahí se escriba “debe ser comprobable por la cámara y/o por el micrófono”.

Te puede interesar: Verbo mata carita: el formato del guion

Entonces, tanto las acciones como las características de los personajes y su entorno deben ser narradas de forma clara y concisa; de manera que puedan ser representadas, sin dificultades, frente a la cámara.

Es común que, en una ráfaga de inspiración, este principio se olvide y las líneas comiencen a saturarse de adjetivos que entorpecerán la realización de la película. Del Toro pone un ejemplo: “Juan, agobiado por su pasado, del cual no puede desprenderse, entra al cuarto”. En la pantalla veremos a Juan entrando al cuarto. Su pasado no nos interesa, en términos prácticos, así que no tiene caso mencionar que está “agobiado” y, además, contar las causas de su agobiamiento. En todo caso, habría que narrar acciones que sugieran el estado de ánimo del mentado Juan.

Este fue el primer síntoma de adjetivitis aguda, pero hay otro. En alguna ocasión, Jorge Ayala Blanco propuso un ejercicio: imaginar una escena en donde un hombre corrupto se suicida.

Todo mundo pensó en un montón de planos: flashbacks del tipo recibiendo sobornos; insertos de fajos de billetes; el suicida en primer plano con lágrimas en los ojos, y muchos más.

Al final, algunos presentaron sus resultados (muy bonitos, por cierto) y la cosa terminó con la proyección de la misma situación, pero resuelta por Fritz Lang. La primera escena de The Big Heat (1953) inicia con un close-up a una pistola que está sobre un escritorio. Una mano entra a cuadro, toma el arma, la levanta y suena el balazo.

¡Órale! ¡Qué chingón el Fritz! ¿Por qué pudo resolverlo de manera tan simple? Porque no se enfrentó al temido adjetivo. Un hombre se suicida no es lo mismo que Un hombre corrupto se suicida. El simple hecho de escribir la palabra “corrupto” obliga al realizador a justificarla de mil maneras.

Y lo de la corrupción se descubre más adelante en la película, no hay necesidad de adjetivizar al personaje.

Antes de extenderme más, iré al grano. En el primer caso hay un adjetivo que no se puede grabar y, por lo tanto, no tiene lugar en la escritura de un guion. Debe ser eliminado.

En el segundo ejemplo, el adjetivo motivó la aparición de demasiados elementos que, además de ser innecesarios para el desarrollo de una trama como la de The Big Heat, hacen que los costos de producción se eleven considerablemente. ¡Nos salió caro el cabrón adjetivo!

Así que, si no quieren que su guion muera de sobredosis, hagan uso responsable de los adjetivos.

¡Vamo a practicar! Nos vemos en el Festival.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Verbo mata carita: el formato del guion

Verbo mata carita: el formato del guion

Hay cosas en el mundo que no pueden ir separadas. La maruchan y el limón, la política y la corrupción, mis ojos y tu carita hermosa, tu ex y los mensajes de fin de año, etc. Sucede lo mismo con el guion y su formato.

Te puede interesar: Aprende paso a paso cómo estructurar tu guion

Alguna vez, Pepito inscribió un cuento en un concurso de guion cinematográfico; estaba convencido de ganar porque la historia era una chingonería, según él. Pero no pasó nada, seguramente nadie lo leyó. Y no porque estuviera mal aquello que narraba, sino porque el formato era incorrecto.

El guion para cine es un texto que sirve de guía para una producción. Contiene las acotaciones necesarias para la realización de una película. Sí, cuenta una historia, pero lo hace de tal manera que ésta pueda ser interpretada en un set y contada a través de la pantalla.

Entonces, lo que se escribe ahí es una especie de libreto cinematográfico. Debe contener elementos para el director, para los actores, para los encargados de la fotografía, y para todos. Suena complicado, pero no lo es, todo es cosa de agarrar ritmo.

Hay tres elementos esenciales para escribir un guion: Encabezado, Descripción de la Acción y Diálogos.

1) Encabezado.- acotación que indica los elementos espacio-temporales de cada escena.

Aquí se deben especificar varias cosas: si la acción sucederá dentro de un lugar o en un espacio abierto, se anota INT. en caso de interiores o EXT. en caso de exteriores; el lugar concreto en donde ocurrirá la escena: CUARTO DE PEPITO, por ejemplo; y una referencia temporal como DÍA, NOCHE, ATARDECER. Para ayudarle a los de iluminación.

Este encabezado quedaría así:

2) Descripción de la acción.- en esta parte se escribe la historia, que debe ser clara y narrada únicamente con acciones (hay que recordar que “verbo mata carita”) en tercera persona.

Debe quedar algo como esto:

3) Diálogos.- éstos guiarán las palabras de los actores y deben diferenciarse de la acción. Con una alineación al centro y precedidos por el nombre del personaje (en mayúsculas) que los pronuncia, se facilitará la labor del elenco.

Ya quedó esta breve escena:

La cagó el Pepito. Para todo el proceso, puedes utilizar alguna aplicación que facilite tu escritura. Hay distintas opciones como Celtx o Fade In, que son procesadores de texto específicos para la escritura de guion. O bien, rífate por tu cuenta y recuerda utilizar los elementos de arriba. Antes de que se me pase, los guiones cinematográficos deben estar escritos en Courier a 12 puntos, con interlineado sencillo (1.0); esto con la intención de identificarlos rápidamente en el set y no confundirlos con otras hojas que anden por ahí.

¡Vamo a escribir!

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


Cómo empezar una carrera como guionista

Cómo empezar una carrera como guionista

“Your ideas are your currency”. David Koepp, guionista y director

Este ensayo hace una reflexión sobre los retos que los guionistas enfrentan día con día y, a la vez, menciona algunas de las oportunidades que existen para empezar una carrera en guion, así como las habilidades que se necesitan para tener éxito en este sector creativo.

Te puede interesar: 10 Guionistas mexicanas que debes conocer

Este ensayo fue escrito durante mi estancia como estudiante de Scriptwriting en Cardiff, Gales en 2015.

Ser guionista en el siglo 21

Ser escritor en este siglo es, indudablemente, muy distinto a como era en el siglo XIX y hasta en el siglo pasado. Hoy en día tenemos bastantes opciones para expresarnos, que no son tan populares, pero que pueden ayudarnos a darnos a notar, a practicar y a empezar una carrera en este maravilloso arte.

En el 2015, para mi clase de Creative and Cultural Entrepreneurship, tuve que escribir cómo podía forjar una carrera como escritora y cuáles eran los retos a los que me estaba enfrentando. Entrevisté a cuatro personas que ya se habían dedicado a esto por mucho tiempo, y también leí a autores en la materia, que ya tenían un largo camino recorrido.

¿Qué skills necesito para ser guionista?

Entre las cuatro personas entrevistadas, tres de ellas estuvieron de acuerdo en que la determinación (creer en ti mismo), estar abierto a la crítica, el trabajo duro y la perseverancia son habilidades necesarias que todo aspirante a guionista debe desarrollar. Del mismo modo, el profesor Wyn Mason – guionista, director independiente y lead teacher de la Universidad del Sur de Gales – mencionó que el aspirante a escritor debe sentirse impulsado por la necesidad de decir algo, en lugar de simplemente estar enamorado de la idea de ser escritor, y contar con un portafolio diverso, con guiones para distintos medios que dejen entrever su “voz individual” o marca personal como guionista.

Una buena práctica para mostrar nuestro portafolio es a través de un blog en Wordpress, donde los productores o empleadores potenciales puedan leer nuestra biografía y extractos de nuestro trabajo. Eso es más sencillo y “moderno” que mandarles un correo o darles una tarjeta de presentación. Aquí un ejemplo de blog de una compañera de la maestría que ganó un BAFTA el año pasado: Claire Peate

El profesor Ian Staples, docente de la Universidad del Sur de Gales, agregó "suerte" a las cualidades que un escritor debe tener hoy en día: "Estar en el lugar correcto y en el momento adecuado; conocer a productores, darles tu guión, caerles bien, hacer networking, no ser arrogante y hacer tu propia suerte. Todo el mundo está buscando historias”, dijo.

Raziel Cosme, guionista originario de Puebla, considera que hablar otros idiomas aumenta las posibilidades de todos los aspirantes a escritores mexicanos de estudiar y encontrar oportunidades de trabajo en el extranjero, especialmente en Hollywood.

Él también afirmó que hacer buen networking es la clave para tener éxito en el mundo del guion, ya sea para obtener buenas referencias de un escritor o productor conocido o para conseguir una oportunidad laboral y darse a conocer. El profesor Mason igualmente está de acuerdo en que los escritores deben hacer contactos, no sólo con otros escritores, sino también con actores, directores y productores. Staples, al respecto agregó: "Esta vida no se trata de lo que sabes, sino de a quién conoces".

Michael Hauge (1988, p. 263), autor y consultor, también destaca la importancia de hacer contactos yendo a fiestas, asistiendo a seminarios de cine, trabajando como voluntario en la película de alguien y diciéndole a todos que eres un guionista. Este autor dice que es relevante ver tantas películas como leer guiones; estar informado sobre el negocio del cine y unirse a una comunidad de escritores para hacer más contactos.

Mason cree que otro problema que enfrentan los aspirantes a escritores al tratar de ingresar a la industria es que envían su trabajo demasiado pronto y hacia los lugares equivocados. Por lo tanto, para evitar rechazos, los escritores deben investigar a fondo el festival o el concurso al que están aplicando, para que envíen su trabajo a personas o productores que podrían estar interesados. Él sugiere no perder el tiempo enviando nuestro trabajo a las personas equivocadas, pues es mejor estudiar primero el mercado y saber cómo funciona.

Una vez que ya tengamos esas habilidades ¿dónde podemos empezar una carrera en guion?

Transmedia storytelling o narrativa transmedia

El profesor Staples ve buenas oportunidades en el mundo digital, al escribir contenido para multiplataformas o transmedia. ¿A qué nos referimos con “transmedia?” El profesor Henry Jenkins, de la Universidad del Sur de California, lo explica así:

La narrativa transmedia es la práctica de diseñar, compartir y participar en una experiencia de historia cohesiva en múltiples plataformas de distribución tradicionales y digitales, para entretenimiento, publicidad y marketing, o causas sociales. ¿Alguna vez ha leído un libro, visto una película, visto un programa de televisión o jugado un videojuego que se centra en diferentes aspectos de una historia o universo más grande?

De seguro estás familiarizado con ejemplos populares de universos como Star Wars, Marvel y The Walking Dead (por nombrar algunos). ¿Cómo desarrollan los profesionales tales universos alternos? ¿Cómo aseguran que cada elemento se mantenga fiel a la historia original? ¿Cómo utilizan de manera innovadora diferentes tecnologías para compartir historias, ganar más seguidores y crear una comunidad activa de fans? Cada vez más, también nos involucramos con elementos o franquicias de historias más grandes y complejas en una gama mucho más diversa de plataformas como sitios web interactivos, comunidades de redes sociales, dispositivos móviles, parques temáticos e incluso realidad aumentada y virtual.

Por lo tanto, los aspirantes a guionistas podrían buscar oportunidades en sitios web, aplicaciones móviles, cómics, series web, videojuegos en línea o videojuegos de realidad aumentada y, tal vez, de ahí saltar a cine o televisión.

Un ejemplo muy claro de transmedia es el universo expandido de Harry Potter en el sitio web pottermore.com y “High Maintenance”, una serie web que empezó en… ¡VIMEO! pero que tuvo mucho éxito y ahora es transmitida por HBO.

https://vimeo.com/110602645

Teatro

Joe Rendón, cineasta, productor y guionista mexicano egresado del CCC, considera que escribir teatro es la manera más sencilla para empezar hacer pininos, pues el teatro es más accesible que el cine y la televisión. Por ejemplo, él estrenó su obra “Puros Cuentos” en el 2014 en Microteatro México, un formato que nació en España y que consiste en presentar una obra en menos de 15 minutos, a 15 espectadores, en un escenario de aproximadamente 15 metros cuadrados.

Para Joe, el formato de microteatro es una buena manera de iniciar una carrera en guion porque no se necesita un gran presupuesto para producir una obra de estas características. 

Gracias a estas experiencias en teatro, Joe pudo escribir y producir su serie web “Tenemos que hablar” y dirigir el cortometraje, “Huevos, jefe”.

https://vimeo.com/120628406

“Novio de pueblo” es uno de sus proyectos como guionista más recientes. Esta película se estrenará en marzo de este año y cuenta con las actuaciones de José María de Távira y Regina Blandón.

Conclusiones

Convertirse en un guionista reconocido lleva años de arduo trabajo y práctica, ya que desarrollar una gran historia requiere tiempo y requiere compromiso, perseverancia y también flexibilidad y humildad a la hora de recibir comentarios y consejos de otros.

Además de hacerse de un buen portafolio, hacer contactos, participar en muchos proyectos, tanto propios como ajenos, para generar experiencia y darse a conocer, los aspirantes a guionistas deben estar abiertos a todas las posibilidades. La radio, el teatro, el contenido digital y la publicidad podrían ser buenos lugares para comenzar una carrera como escritor, ya que la televisión y el cine no son los únicos medios en los que pueden trabajar.

Y, por último pero no menos importante, los nuevos escritores deben mostrar determinación, confianza en sí mismos, resiliencia y una alta tolerancia a la frustración, ya que se necesita de tiempo para lograr reconocimiento y para perfeccionar habilidades para lograr ser un máster en este campo.

¿Quién dijo que iba a ser fácil, de todos modos?

Por: Alma Delia

Síguenos en: @Filmadores


10 Guionistas mexicanas que debes conocer

10 Guionistas mexicanas que debes conocer

Hablar de las mujeres en el cine es un tema que sin duda lleva al debate y a la reflexión. ¿Qué pasa con la poca participación femenina en el quehacer cinematográfico? Bueno, antes que comience esta enardecida discusión en redes y dejando de lado las causas y consecuencias de este fenómeno; recorramos un pequeño listado de guionistas mexicanas que en años recientes han puesto en alto nuestro país y la labor desde el escritorio.

Te puede interesar: Aprende paso a paso cómo estructurar tu guion

¿Por qué hablar particularmente de guionistas? Este artículo también tiene como objetivo resaltar la importancia del guion como la génesis de las historias.

Aquel mágico momento en que una idea brota, revolotea en la mente y es insistente cual mosquito. Acribilla el teclado, a veces sin encontrar las palabras justas, con trozos que parecen que no se unen o con apenas esbozos. Esa batalla donde se es la heroína y la villana, la creadora y asesina.

Desde la hoja en blanco se suscita la gran pantalla, el poder de todos los actos y el conjunto de emociones. El guion es el amigo invisible de los grandes personajes y debe ser reconocido. Es por eso que quienes a continuación se mencionan muestran el camino que se ha recorrido en los últimos años y el cómo las mujeres en el cine es un tema que apenas despunta.

  1. Lucía Carreras: Guionista, directora y productora. Reconocida por su trabajo en Tamara y la Catarina (2016), así como co-guionista en las multipremiadas cintas: Año bisiesto (2010) y La Jaula de Oro (2013).

  1. Claudia Sainte-Luce: Directora, guionista y actriz que obtuvo los reflectores gracias a la extraordinaria película Los Insólitos Peces Gato (2013) y más adelante con el filme La caja vacía (2016).

  1. Carolina Rivera: De las grandes películas que levantaron el cine mexicano entre los años noventa e inicios del dos mil, destaca el trabajo de Carolina, tales como Cilantro y Perejil (1996), Todo el poder (2000), Atlético San Pancho (2001) y su reciente incursión en las series de televisión con el fenómeno nacional: Luis Miguel: La serie (2018)

  1. Issa López: Guionista y directora que bien destaca por su prolífica participación en el universo cinematográfico mexicano. De entre su larga lista, se encuentran Casi Divas (2008), 600 millas (2015), Vuelven (2017) y La boda de Valentina (2018). Un repertorio que sin duda abarca múltiples géneros, públicos y mucha aceptación.

  1. Itzel Lara: Entre las promesas del guionismo mexicano se encuentra Itzel, con su ya exitosa película Distancias cortas (2015). Además se destaca con su participación en las series El secreto de Selena (2018), El César (2017), entre otras.

  1. Nadia González Dávila: En los últimos años México se ha impuesto en el ámbito de la animación, que si bien, aún falta mucho por aprender, es importante resaltar el trabajo guionístico de Nadia González en la película La increíble historia del niño piedra (2015).  El público infantil necesita escritoras, así que no le perdamos la pista

  1. María Reneé Prudencio: Guionista y actriz que en el año 2017 mostró su talento como co-escritora en la película Los Adioses, cinta dirigida por la también reconocida directora Natalia Beristain. Un historia hecha por mujeres que recorre los momentos de vida de otra inigualable artista: Rosario Castellanos. Entre los demás trabajos que llevan la autoría de María Reneé son: Quemar las naves (2007) y Tercera llamada (2013)

  1. Catalina Aguilar: No es de sorprenderse que en esta lista figure Carolina, hija de los reconocidos escritores Ángeles Mastretta y Héctor Aguilar Camín. La directora y escritora se encuentra detrás de las historias de Todos queremos a alguien (2017), Las horas contigo (2015) y la serie Diablo Guardián (2018), por mencionar algunas.

  1. Sabina Berman: No podía cerrarse esta lista sin antes mencionar el trabajo de la dramaturga y escritora Sabina. Una de las grandiosas películas que recordamos de los años noventas, es Entre Pancho Villa y una mujer desnuda (1996). Sin dejar de trabajar, en el año 2016 también destacaría por el filme Macho.

  1. Paula Markovitch: Aunque si bien esta lista refiere exclusivamente a guionistas mexicanas, Paula, nacida en Argentina, ha trabajado en nuestro país por muchos años, no solo como escritora, sino como directora, productora e incluso docente; llevando el oficio cinematográfico nacional muy alto. Entre sus obras podemos mencionar: Elisa antes del fin del mundo (1997) y Temporada de Patos (2004).

Es probable que consideren que faltan algunos nombres en esta lista. Pero no hagamos lío y una vez leído este artículo, compártanos aquellas que crean debieron estar aquí. Por otro lado, muchos de estos nombres no se dedican exclusivamente a la escritura, pues no es novedad que en México se dé por abarcar la mayor parte de oficios y este es un claro ejemplo.

Como sea, aquí hay talento y es importante reconocerlo así como darle seguimiento.

Por: Laura Navarrete 

Síguenos en: @Filmadores


Dos lecciones que aprendí en mi primer trabajo: Peripecias de un guionista novato

Dos lecciones que aprendí en mi primer trabajo: Peripecias de un guionista novato

Elige una vida, elige una carrera que te dé renombre, elige un trabajo de 8 horas que pague mal, elige una familia que te harte, elige un maldita computadora Mac que no sabes ni encender, elige hacer ejercicio sin una buena rutina, elige a tus amigos tóxicos, elige unos tenis Converse… elige escribir historias, elige no salir de peda o bebe mientras escribes, elige ir al cine más de dos veces por semana, elige ver Netflix, elige una vida, elige un futuro. ¿Pero por qué diablos alguien querría hacer eso? Yo elijo no elegir una vida, elijo ser guionista ¿Y las razones? No hay razones.

Te puede interesar: Perder el miedo: Peripecias de un guionista novato

Bienvenidos lectores de Filmadores, valga la maldita cacofonía, estamos de vuelta en este anecdotario sobre mi breve incursión en el mundo de los guionistas de televisión. Para empezar no todo es glamour y fama como alguien pudiera pensar, bromeo, no creo que nadie piense que se hará famoso en México siendo guionista.

En fin, mi camino al mundo del guion comenzó con una llamada de un amigo al que conocía realmente poco, entré sin mucha experiencia a un proyecto ya preestablecido, mi misión era retomar personajes que él y otra persona ya habían creado. Ellos habían escrito la primera temporada de una sitcom infantil con muchos tintes educativos y de lecciones de vida.  

Mi amigo  se convirtió en mi jefe guionista,  porque para el bajo presupuesto con el que contaba la productora nada más alcanzó para dos guionistas. Y aquí un paréntesis para dar un consejo: si empiezan en este mundo aprendan rápido a cobrar y sin miedo, porque si son como yo puede que igual no les paguen tanto como deberían, la verdad yo estaba encantado con trabajar escribiendo así que en ese momento no le di tanta importancia, pero a largo plazo puede que uno lo resienta.

Ahora bien, en los primeros guiones me aventé a la alberca sin saber nadar, sin idea de nada, bueno con nociones literarias obvias, al principio coloqué buenas situaciones, pero empezaron a caer los primeros comentarios para hacer ajustes, primero que nada mi humor estaba demasiado elevado de tono, alguna vez hasta soné racista, me explico antes de que me cuelguen, a mí me caen mal todos, yo agarro parejo, si me burlo de algo no excluyó religión, tendencia sexual o lo que sea, pero obvio eso era una serie infantil donde el humor tenía que ser muy absurdo, así que poco a poco lo fui puliendo, luego aprendí que ahí (al menos en ese programa) no había que contenerse con la voz en off, mientras más cosas pudieras ahorrar mejor, incluso al inicio me dijeron que estaba poniendo demasiados personajes secundarios, así que tuve que descartar a varios que realmente no tenían demasiada participación.

Y el segundo y último consejo de hoy es: escucha las críticas, trabajas para alguien más, ellos al final son los que toman la última decisión, ni modo así es esto

Yo elijo ser guionista y no hay razón para eso, amo las historias, me gusta cuando mi trabajo es escribir aunque a veces tenga que contar las ideas de otros, pero bueno quiero pensar que puse mi granito de arena para crear algo.

Ese fue mi comienzo en la serie televisiva, más tarde aprendería otros gajes del oficio en el poco tiempo que tuve para escribir esa temporada, aunque ya saben eso será en otra ocasión.

Por: José C. Sánchez

Síguenos en @Filmadores


Aprende paso a paso cómo estructurar tu guion

Aprende paso a paso cómo estructurar tu guion

Ningún manual del mundo contiene las reglas precisas que garanticen el desarrollo de un proyecto exitoso. Y me refiero a cualquier tipo de proyecto: desde la creación de una rosca de tamal hasta la construcción de una nave espacial. Pero sí hay una serie de pasos básicos que pueden ayudarnos a comenzar. En el caso de la rosca, por ejemplo, necesitaríamos los ingredientes principales (masa, manteca, un bolillo para las futuras guajolotas, etc.) y los utensilios para llevar a cabo la preparación (una olla y no sé cuántas cosas más). Ya después, dependerá del sazón de cada uno de nosotros.

Te puede interesar: 10 consejos para escribir un guion de cortometraje

Sucede lo mismo con el guion para cine. Aunque no existen leyes rigurosas para generar un discurso cinematográfico que te lleve a ganar un Óscar, sí hay algunos elementos que podemos utilizar para guiarnos en nuestros primeros intentos.

Tal es el caso de la estructura en tres actos planteada por Syd Field (1991). Este modelo consiste en dividir la historia que piensas escribir en bloques que tengan una función determinada para mantener la tensión argumental.

Al primer acto se le conoce como “Planteamiento” y es la etapa introductoria del guion. Aquí se presenta el panorama general de los personajes y del mundo en el que se encuentran.

Luego está el segundo acto o “Confrontación”, cuya función es develar la meta de los protagonistas y los obstáculos que enfrentarán para alcanzarla.

El último acto es la “Resolución”, momento del guion en el que se resuelven, para bien o para mal, los conflictos planteados durante toda la historia.

Syd Field añade dos momentos determinantes dentro de esta estructura: el “Detonante” y el “Clímax”. Éstos producen giros dramáticos que sorprenderán a los espectadores y, a su vez, servirán para articular los cambios de acto. Es decir, luego de presentar a los personajes en el Primer Acto, deberá ocurrir algo (el “Detonante”) que desate un conflicto y perturbe la situación inicial: así se dará pie a la entrada del Segundo Acto, que vimos allá arriba. Luego de todo el ajetreo, vendrá el “Clímax”, momento cumbre de la historia que desembocará en la conclusión de la trama, es decir, el Tercer Acto.

Pero no le vamos a creer a Syd Field así como así, vamos a ver un ejemplo. En Spider-Man: Into the Spider-Verse (2018) todo comienza con Miles Morales escuchando unos cumbiones en su cuarto. Luego lo vamos conociendo más: es un adolescente, fanático del grafitti, odia su escuela, etc. Esto sería el Primer Acto, la presentación del personaje. De pronto, su vida da un giro repentino: una araña rarísima lo muerde y provoca que su percepción sufra alteraciones, situación “Detonante” que nos introduce al Segundo Acto.

Justo en ese momento, el villano de la historia andaba abriendo portales dimensionales. Así que Miles, junto con otros (no diré más spóilers), deberá usar sus poderes, provocados por la mordida arácnida, para detener al mentado villano. Como ven, aquí hay una meta (detener al antagonista) y se ha introducido una serie de obstáculos para cumplirla. Ya estamos en el Segundo Acto.

Luego viene el “Clímax”, cuando Miles Morales adquiere por fin la confianza que necesitaba para controlar sus poderes, y esto nos mete de lleno al Tercer Acto, que es la conclusión del conflicto: Spider-Man… (dije que no más spóilers).

Bueno, parece que la estructura de Field ha funcionado bien en el caso de esta gran película. Para terminar, hay que aclarar que la división en tres actos es sólo una de muchas estructuras posibles. Si vas iniciando, podría servirte de guía para darle coherencia a tus guiones. Luego podrás agregar o suprimir elementos, explorar nuevas formas y aplicar todo lo que aprendas en tu proceso de escritura.

Por: Fernando Valdez

Síguenos en: @Filmadores


10 consejos para escribir un guion de cortometraje

10 consejos para escribir un guion de cortometraje

Generalmente mi proceso creativo se detona a través de una frase, una imagen o alguna historia que escucho. A la hora que voy a escribir un corto, siempre tomo en cuenta lo siguiente:

  • Producir desde la escritura

Una de las cosas que aprendí en mi primera clase de guion, fue poner los pies en la tierra. Una superproducción es muy difícil de levantar, por lo que prefiero hacer proyectos que sean fáciles de producir. Eso lo hago desde la escritura.

Te puede interesar: ¿Por qué es difícil escribir Ciencia Ficción en México y América Latina?

  • Pocos personajes, pocas locaciones

Siguiendo la premisa anterior, la mayoría de mis cortos que se han producido fueron escritos de esa manera. Siempre trato de que mis historias tengan pocos personajes y pocas locaciones. Me enfoco más, en que lo que quiero contar, resulte interesante.

  • Una sola situación

Como en los cuentos, siempre trato de que la historia esté basada en una sola situación y generalmente sin subtramas. Una de las características que tiene el corto, es la capacidad de síntesis, por lo que siempre trato de administrar todos los recursos.

  • Convertir los diálogos en acciones

Una cosa que me remarcó en una ocasión Michael Rowe, es que no debo decir, si no mostrar. Siempre reviso mis diálogos y si puedo convertirlos en acciones, los elimino y escribo una escena. Mis personajes no dicen que se están volviendo locos, los vemos que se están volviendo locos.

  • Conocer y respetar el formato

Como jurado de guion, una de las cosas con la que más me he encontrado, es que la mayoría de los escritos no llevan el formato adecuado. El utilizar programas como Celtx o Final Draft, pueden ayudar evitar esta situación. El formato bien escrito permite velocidad de lectura, comodidad y mejor comprensión de la historia.

  • Cero movimientos de cámara

Es difícil leer un guion con movimientos de cámara. Si se quiere atraer a un posible inversor o productor, hay que evitarlos. Para eso existe el guion técnico.

  • Describir el personaje y los escenarios, pero solo lo esencial

Con los personajes y con los escenarios, sólo describo aquello que tiene importancia dramática para la historia. Siempre busco un equilibrio: No ser tan escueto, ni describir con tanto detalle.

  • La vuelta de tuercas

Lo que más importa para mí en un cortometraje, es el golpe final de la historia. Eso que te vuela la cabeza y te hace hablar del corto por varios días. Es en lo que más trabajo a la hora de pensar en mi texto cinematográfico.

  • No hay verdades absolutas ni reglas, cada proyecto es distinto

He leído muchos libros sobre la escritura para cine y creo que es importancia conocerlos como cultura general, pero me he dado cuenta que cada cortometraje se escribe y se estructura diferente.  La historia misma te dice como debe ser contada.

  • La Reescritura

Cuando termino un guion, lo dejo reposar unos días y vuelvo a revisarlo. Después vuelvo a revisarlo y luego vuelvo revisarlo…

Por:  Seth Alvarez

(Manzanillo, Colima) Es guionista de “Polvo blanco”, corto ganador de la 1ra convocatoria de apoyo a la producción en los estados 2015 del IMCINE y de “El Ocaso de Juan” corto ganador del Ariel 2017. Ha sido finalista en varios festivales de cine en la categoría de guion de cortometraje y largometraje. Ha formado parte del comité de selección del Concurso de Guión para Becas 3er EnIbEsCine 2015, coordinador del concurso de guion de cortometraje del Festival Colima de Cine 2016, consejero evaluador del EFICINE 2018 y jurado preselección de guión de largo en el Festival Internacional de Cine de Guanajuato 2018.

Síguenos en:@Filmadores